29 jun. 2012

Jordi Campos: Dieta vegetariana y actitudes correctas pueden sanarte



Médico naturópata, crudívoro y vegano, tengo 52 años. Nací en Barcelona y vivo en el campo, cerca de Frankfurt (Alemania). Soy médico naturópata. Separado, tengo dos hijas (22 y 24 años) y vivo en pareja. ¿Política? Soy libre e independiente. Creo en una fuerza universal creadora. La miopía puede curarseVegetariano desde...

En la escalera en que nací hace medio siglo (Cienfuegos, 30, 2.º, 1.ª) vivía una familia vegetariana dos pisos más arriba (4.º, 1.ª). Eran seis hermanos, como nosotros cinco. La vida nos separó hace cuarenta años... y hoy me reencuentro con el mayor de esos hermanos, de mi misma edad: convertido en médico holístico, tiene una casa de salud en Alemania (jordi.campos@gmx.de) para atender a sus pacientes. Fue cirujano y extirpó vesículas y tiroides, pero se rebeló porque sabía que podía haber sanado a esos enfermos sin operarlos... Practica hoy una medicina psicosomática y natural. Curiosidad: la fotografía la hace el hermano menor de otra familia de esa misma escalera (2.º 3.ª). Todo es por algo...                                              

Mis padres eran ya vegetarianos cuando yo nací.

¿Y sus abuelos?
Mis dos abuelas coincidieron en la consulta de un médico vegetariano..., y adoptaron la dieta vegetariana en sus respectivas familias.

Vegetariano de segunda generación.
Y mis hijas también.

Por entonces se decía que los niños vegetarianos se mareaban...
¡Qué va! Y siempre hice deporte. ¡Hay grandes deportistas vegetarianos! Navratilova, Carl Lewis, Van Damme...

Un compañero mío de pupitre era vegetariano... ¡y mordía mi bocata de chorizo!
A mí, el olor ya me hubiese echado atrás. Jamás he comido carne ni pescado.

¿Nunca?
¡Me repugna! Ni mis padres ni mis hermanos han comido jamás carne ni pescado.

¿Es una militancia?
Una opción moral. Por eso hoy soy vegano: no como nada de origen animal. Ni huevos ni lácteos. Quien quiera comer carne o pescado... que mate personalmente al animal.

Pero la especie humana ¡es omnívora!
Los grandes primates son vegetarianos, y los humanos comíamos carne y pescado ocasionalmente. ¡Hoy se comen en exceso! El organismo se sobrecarga, y de ahí nuestras enfermedades: articulaciones inflamadas, arterias bloqueadas, alergias, diabetes...

¿Y qué tiene de malo el pescado?
Su grasa se satura de metales pesados y tóxicos, dada la contaminación de los mares.

Los vegetales llevan agrotóxicos...
Peor es que carne y pescado carguen con la vibración de sufrimiento y miedo del animal. Aconsejo, eso sí, el cultivo biológico.

¿No le aburre comer sólo vegetales?
Me gusta. Y soy crudívoro: el 90% de los vegetales que ingiero son crudos, frescos, vivos. ¡Ayuda a las células a renovarse! Como ensaladas variadas, muchas frutas...

¿Y de dónde saca la proteína?
La de los cereales basta, ¡no necesitamos más! Se exagera con las proteínas. Ese olor tan raro de los gimnasios... emana del sudor de los deportistas, inflados de proteínas.

¿Ser vegetariano le llevó a ser médico?
Quería ayudar. Fui médico en el hospital Clínic. Fui cirujano..., pero abandoné.

¿Por qué?
Vi que la medicina convencional sólo pone parches. Sirve para el remedio drástico, urgente..., pero superficial: ¡no cura de verdad!

¿No cura?
Sólo te curas de verdad desde dentro de ti mismo. El buen médico es el que sabe despertar a tu médico interior, ¡que es el único que podrá sanarte de verdad!

¿Tengo un médico dentro de mí?
Sí. Todas las enfermedades de tu cuerpo tienen raíz anímica, espiritual. Si te ayudo a descubrir esa causa espiritual..., ¡se sana tu psique, y eso sanará tu cuerpo!

¿Cómo llama a esta medicina?
Medicina holística, suma de medicina psicosomática y medicina natural. Como base, mis pacientes adoptan la dieta vegetariana, en su mitad crudívora.

¿Qué enfermedades aborda así?
Disfunciones visuales, alérgicas, dérmicas, reumáticas, artríticas, anímicas... Prescribo dieta vegetariana y un cambio de actitudes.

¿Actitudes?
Los pensamientos, las palabras y los actos ¡son muy poderosos y pueden hacer enfermar tu cuerpo! Sanando actitudes -ideas, palabras, hábitos...- sana el cuerpo.

¿Y así trata disfunciones visuales?
¡Sí! El 60% de la población europea usa gafas: enfermedad de la civilización. ¡Y la miopía se cura! Llevas gafas: por miopía, ¿no?

Desde los 10 años. Hoy, diez dioptrías.
Cuantos más años lleve tu ojo con gafas, y cuantas más dioptrías tenga, más difícil para ese ojo dejar de ser miope. ¡Pero se puede! Un paciente mío con 10 dioptrías... dejó de ser miope en 18 meses: cero dioptrías.

Me sorprende. ¿Cómo es posible?
El miope suele serlo a causa de una personalidad sensible, con tendencia a retraerse, a ver amenazas afuera, a tener miedo, a recogerse en el intelecto.

Me reconozco así cuando era niño.
Esa tensión interna te provocó la miopía. Fue erróneo graduarte lentes cuando todavía tenías poquitas dioptrías e ir aumentando su graduación cada vez: ¡el ojo se acostumbró, no tuvo oportunidad de reponerse!

¿Acaso podía haberse repuesto?
Sí. El ojo es terminación del sistema nervioso, espejo del alma... Y eso va cambiando. ¡Lo primordial es ser consciente de tus tensiones y miedos, y modificar esas actitudes!

¿Y luego?
Quítate las gafas. Contacta con la naturaleza. Pasea por el campo. Mira a lo lejos. Practica técnicas de relajación y respiración...

Pero es que sin gafas ¡estoy perdido!
Si durante el tratamiento te las pones lo mínimo posible, y vas disminuyendo paulatinamente su graduación..., tu ojo vuelve a esforzarse para ver bien lo que pasa alrededor.

¿Qué más necesitaría para lograrlo?
Alegrías. Y, sobre todo, una fortísima motivación: ¡sin eso no hay dieta vegetariana que valga! El ojo acaba por reflejar tu claridad interior. Y brillará más.

Vegetarianismo y espíritu, salud psicofísica... ¿Cuál es su conclusión, su máxima?
Ama a la naturaleza. Ama a la vida. Ámate a ti mismo, ama a todos. Y todo lo que hagas contra las leyes del amor te enfermará. ¡Nada hay más curativo que el amor

FUENTE: La Vanguardia- La Contra

27 jun. 2012

Laurence Freeman: Tu bienestar depende de cómo prestas atención



Laurence Freeman, director de la Comunidad Mundial para la Meditación Cristiana
Soy británico medio irlandés. Me licencié en Literatura Inglesa en Oxford y de Teología en Canadá. Soy monje benedictino. Una sociedad justa y civilizada se mide en cómo cuida a los marginales, los pobres y los vulnerables. Creo que el ser humano es una manifestación de lo divino.

Hace un frío que pela, pero los pajaritos cantan en el claustro de la Casa d'Exercicis Sant Ignasi-Sarrià, donde se dispone a ofrecer un retiro de meditación a los alumnos que lo deseen. Freeman, en mangas de camisa, me descubre los orígenes de la meditación cristiana, que se dedica a esparcir por el mundo. Su congregación, Monte Oliveto, está en más de cien países; su impulsor -junto con John Main, su maestro espiritual, ya fallecido- es un hombre inquieto que buscó conocerse a sí mismo tras trabajar en la banca y el periodismo y recorrer Europa en busca de sentido; por eso está convencido de que el mejor regalo que les podemos hacer a los niños y a los jóvenes es la herramienta de la meditación

Usted no iba para monje.
Yo era un estudiante de Literatura Inglesa que quería ser un escritor famoso.

¿Quería triunfar?
Sí, y pensé que debía comenzar por una carrera académica, pero acabó asfixiándome y me pasé a la banca.

¿De la literatura a la banca?
Hice lo que recomendaban los Monty Python: algo completamente diferente. Quería averiguar cómo se hace el dinero.

¿Y qué descubrió?
Que el placer que da el dinero es muy estéril pero puede ser adictivo, y que muchas personas se quedan atrapadas en un trabajo del que no disfrutan. Cuando le dije a mi jefe que me iba porque quería ser escritor, me dijo con tristeza: "Ojalá hubiera hecho lo mismo". Después me retiré seis meses a un monasterio para aprender a meditar.

¿Por qué lo hizo?
Me sentía muy perdido, necesitaba conocerme más a mí mismo. Terminado el retiro me dije: "Muy bien, ya he aprendido a meditar, ya puedo irme a conquistar el mundo".

¿Lo conquistó?
Había perdido mi ambición mundana, y fue un shock, porque solemos encontrar significado en lo que vamos a conseguir.

Se quedó sin zanahoria.

La alternativa era el monasterio, pero no lo veía claro. Decidí recorrer Europa y por el camino comprendí que mi resistencia era la imagen que tenía del monasterio: no era un lugar hermoso, ni romántico, ni dramático. Hasta que comprendí que ser monje consistía en comprometerme con la libertad.

¿Enclaustrado en un monasterio, prometiendo obediencia y evitando alegrías?
El monasterio que usted describe es un lugar endemoniado, como un banco sin dinero. Se trata de vivir la vida ordinaria con una intensidad extraordinaria. El resultado es la trascendencia del ego, librarte de los miedos, y eso es lo que te da la libertad, y en la libertad está la alegría.

El deseo es nuestra gasolina.
"¿Qué estáis buscando?", les dice Jesús a los discípulos que le siguen. Esa es la gran pregunta. El sufrimiento surge por el conflicto de deseos, no sabemos lo que realmente queremos. La meditación nos ayuda.

¿Y qué queremos?
Hallar nuestro yo verdadero. El bienestar esta íntimamente conectado a nuestra manera de prestar atención a las otras personas para poder verlas tal cual son, sin proyectar nuestros propios deseos y miedos sobre ellas. El siguiente nivel de conocimiento es descubrir que cuando prestamos atención de esa forma estamos amando. Es sencillo.

¿...?
Vivimos en una sociedad con unos valores materiales excesivos, ya no interiorizamos los valores espirituales, y eso crea personas indefensas y heridas. Enseñar a meditar a los niños, a poner atención, es lo más importante que podemos hacer.

Pensaba que la meditación era una tradición oriental.
Jesús era un maestro de la contemplación, no nos da reglas sobre la oración, simplemente nos dice: entra en tu habitación interior, cierra la puerta y reza a Dios, que está en ese lugar secreto; no pienses, abandona tus preocupaciones, pon atención plena.

¿Todo esto lo decía Jesús?
Sí. Su enseñanza es mística. Hay que distinguir entre espiritualidad y religión. La espiritualidad es el interior de la experiencia, y la religión es el sistema de símbolos que nos ayuda a desarrollar esta experiencia.

O a cortarla en seco.
Cierto, porque la religión sin espiritualidad se convierte en diabólica: en ese terreno están los fundamentalistas.

¿Dialoga mucho con el Dalái Lama?
Sí, y he aprendido que el diálogo no es solamente compartir ideas, sino también intentar ver desde el punto de vista del otro.

Por el contrario, a la Iglesia católica el Dalái lama ni la prohíbe ni la condena.
El Dalái Lama es un individuo extraordinario. La Iglesia es una estructura de estructuras y siempre ha tenido tensiones, y creo que va a pasar por un periodo traumático.

¿Por qué lo dice?
Es muy difícil guiar una institución como esa en un momento de crisis. El propia Dalái Lama dice que al haber sido expulsado del Tíbet ha dejado de ser un prisionero de su propia institución. La Iglesia es humana, y su pecado a lo largo de la historia ha sido dejarse llevar por la tentación de poder.

¿Cómo se arregla eso?
Podemos minimizar ese proceso restaurando la dimensión contemplativa de la Iglesia. Creo que a través de la muerte y la resurrección, la Iglesia que conocemos dará paso a una más pequeña, más contemplativa.

¿Qué es la contemplación?
El simple gozo de la verdad, decía Tomás de Aquino.

Hay muchas verdades.
La verdad es lo que incluye todo, y por eso siempre está en expansión, es imposible estar en la verdad y tener prejuicios. Otra forma de contemplar es estar en el momento presente. El presente no es algo cronológico, es lo que contiene al tiempo.

Parece usted un budista.
Hay un único Dios y todos participamos de esa realidad. La meditación nos ayuda a abrirnos a este terreno común. Si perdemos la experiencia de unidad, la diversidad se convierte en división, y la división es lo que lleva a la violencia.

FUENTE: La Contra-LA VANGUARDIA

24 jun. 2012

Céline Dion

THOMAS JEFFERSON: Los periódicos y las mentiras



“Hoy en día no puede creerse nada de lo que publican los periódicos. La verdad misma se hace sospechosa cuando aparece en ese vehículo contaminado. Sólo quienes están en situación de confrontar los hechos que conocen con las mentiras del día pueden saber hasta dónde llega ese estado de desinformación. Un hombre que jamás mire un periódico estará mejor informado que quienes los leen, por lo mismo que quien no sabe nada está más cerca de la verdad que quien tiene la mente repleta de falsedades y errores. La difamación se está convirtiendo en algo necesario para la vida, hasta el punto de que no puede digerirse una taza de té por la mañana o por la noche sin este estimulante. Hasta aquellos que no creen esas abominaciones las leen complacidos a sus oyentes, mostrando, en lugar del horror y la indignación que deberían abrumar a una mente virtuosa, un placer secreto por la posibilidad de que alguien llegara a creerlas, aunque ellos no las crean. Parece que no se percatan de que el verdadero autor no es el que imprime, sino el que paga”.
* * * * * *
A vuestra solicitud de mi opinión sobre la forma en que debe llevarse un periódico para que sea más útil, respondería que “restringiéndolo a los verdaderos hechos y a los sanos principios”. Pero me temo que un periódico así tendría pocos suscriptores. La triste verdad es que la supresión de la prensa no podría privar a la nación de sus beneficios más de lo que ya la priva su sumisión prostituida a la falsedad.

Hoy en día no puede creerse nada de lo que publican los periódicos. La verdad misma se hace sospechosa cuando aparece en ese vehículo contaminado. Sólo quienes están en situación de confrontar los hechos que conocen con las mentiras del día pueden saber hasta dónde llega ese estado de desinformación.
En verdad compadezco a la gran mayoría de mis conciudadanos, lectores de periódicos que viven y morirán creyendo que han sabido algo de lo que ha acontecido en el mundo contemporáneo, cuando las relaciones que han leído en los periódicos lo mismo podrían referirse a otros períodos de la historia mundial que al presente, con la salvedad de que las fábulas se introducen los nombres reales de hoy.
De esas fábulas pueden, desde luego, colegirse algunos hechos de carácter general, como que Europa está actualmente en guerra, que Bonaparte ha tenido éxito como guerrero, que ha sometido a su voluntad a gran parte de Europa, etc., etc.; pero uno no puede fiarse de los detalles.
Añadiré que un hombre que jamás mire un periódico estará mejor informado que quienes los leen, por lo mismo que quien no sabe nada está más cerca de la verdad que quien tiene la mente repleta de falsedades y errores. Quien no lea nada se enterará de todos modos de los hechos generales, y los detalles son todos falsos.
Si su director quisiera hacer una reforma quizá podría empezar así. Divídase el periódico en cuatro capítulos, titulados: 1º Verdades. 2º Probabilidades. 3º Posibilidades. 4º Mentiras. El primer capítulo sería muy corto, porque contendría poco más que documentos auténticos, e información procedente de fuentes de cuya certeza el director esté dispuesto a responder poniendo en juego su reputación. El segundo contendría aquello que éste, tras madura consideración de todas las circunstancias, juzgue como probablemente cierto. De todas formas, convendría que contuviera más bien demasiado poco que mucho. El tercero y el cuarto serían expresamente para los lectores que prefieren gastarse el dinero en mentiras en vez de en el papel en blanco que de otra forma ocuparían.
Un director así tendría que guardarse de la práctica desmoralizadora de alimentar habitualmente a la mente pública con calumnias, y de la depravación del gusto que este alimento nauseabundo induce. La difamación se está convirtiendo en algo necesario para la vida, hasta el punto de que no puede digerirse una taza de té por la mañana o por la noche sin este estimulante.
Hasta aquellos que no creen esas abominaciones las leen complacidos a sus oyentes, mostrando, en lugar del horror y la indignación que deberían abrumar a una mente virtuosa, un placer secreto por la posibilidad de que alguien llegara a creerlas, aunque ellos no las crean. Parece que no se percatan de que el verdadero autor no es el que imprime, sino el que paga. [...]

Carta a John Norwell, residente en Danville, Virginia, que había escrito a Jefferson sobre un proyecto de creación de un periódico. Washington, 11 de junio de 1807.
* * *
THOMAS JEFFERSON, Autobiografía y otros escritos. Editorial Tecnos, 1987. Traducción de A. Escohotado y M. Sáenz de Heredia. [FD, 07/06/2008

FUENTE:http://www.filosofiadigital.com/?p=2232

23 jun. 2012

Verdi - Aida - Marcha Triunfal

Lund International Choral Festival 2010

22 jun. 2012

Sobre guardar silencio y hablar

View more presentations or Upload your own.
Ampliar imagen y avanzan manualmente con el clik

21 jun. 2012

PENSAMIENTOS QUE SURGEN DE MI INTERIOR.

La razón por la cual vivimos en la ilusión de la separación es el pensamiento compulsivo. Es cuando permanecemos atrapados en el torrente incesante de pensamientos compulsivos que el Universo realmente se aparta de nosotros y perdemos la capacidad de sentir la conexión entre todo lo que existe. “Una nueva tierra” TOLLE

Víctor Brossa: REPROGRAMACIÓN CONSCIENTE

18 jun. 2012

Estamos programados socialmente: experimento del elevador



Un revelador e histórico experimento muestra con ridícula claridad cómo nuestra individualidad se diluye ante la conducta multitudinaria y cedemos fácilmente ante la presión social, aunque esta nos haga ir en contra de la más elemental lógica: el comportamiento de masas es profundamente irracional

En 1962 el reconocido psicólogo social Solomon Asch se confabuló con el equipo del programa Candid Camara para demostrar como las personas se conforman a la norma. La facilidad con la que una persona modifica su conducta para conformarse con la de un grupo hace pensar en que se trata de un truco o una broma –que es una farsa. Pero esto sólo ocurre porque observar cómo se diluye la individualidad resulta cómico y francamente ridículo cuando no estamos dentro de ese grupo –si un individuo ve este video en un grupo en el que nadie ríe, probablemente ese indiviudo no reirá. Tomamos conciencia al observar desde fuera nuestra conducta grupal que la realidad colectiva, la del experimento o la de fuera del experimento, es la farsa de la individualidad. Este mismo experimento fue replicado en la Universidad del Sur de Florida con los mismos resultados: una persona en el elevador ante la amenaza de marginarse del grupo actúa conforme a la norma, aunque la conducta que imita sea anormal.

FUENTE:http://pijamasurf.com/2012/06/estamos-programados-socialmente-a-conformarnos-el-experimento-del-elevador-video/

17 jun. 2012

INDIA: El templo de las ratas sagradas



En la ciudad india de Deshnoke, en el estado de Rajastán, pasaría desapercibida para el visitante de no albergar uno de los templos más curiosos e impactantes de India: el templo de Karni Mata. Popularmente conocido como “templo de las ratas”, en él viven más de 20.000 especímenes de estos roedores, dueños y señores indiscutibles del lugar. Según la creencia local, las ratas son las reencarnaciones de la mística hindú Karni Mata y sus primeros seguidores, motivo por el cual se las cuida, alimenta y venera, hasta tal punto que si alguien mata, accidentalmente o no, una de ellas, debe reemplazarla inmediatamente por una réplica de oro o plata, con el fin de expiar su culpa. Para la visita conviene ir preparado mentalmente, ya que como en todos los templos del país, es obligatorio descalzarse antes de entrar, y el suelo de Karni Mata es un campo de batalla de excrementos y orines de estos “simpáticos” animalillos. Por si fuera poco, el fervor religioso de este pueblo llega al extremo de que si una rata pasa sobre tus pies, es considerado un buen augurio. La mejor de las suertes va para quien consiga ver a la rata blanca, de la que se supone, es la reencarnación de la mismísima Karni Mata. Aprensivos, abstenerse

13 jun. 2012

CONSEJOS ZEN




Estos son 6 consejos zen para salvar el mundo inspirados en el blog Zen Habits y todos se basan en lo mismo: no hacer nada

Conducir menos, caminar más. Bueno para el medio ambiente, la obesidad y nuestro corazón.

Ambicionar menos, apreciando más. El tiempo es vida. Cuando sepamos el precio vital que pagamos por las cosas materiales, nos daremos cuenta del mal negocio que hemos hecho.

Hablar menos, escuchar más.

Comprar cosas más caras pero que duran más. Es la guerra al usar y tirar: menos maquinillas de afeitar desechables, menos platos de papel, menos armarios llenos de ropa de explotación asiática y elegir menos prendas pero éticas y orgánicas como las camisetas de Mandacarú

Dedicar más tiempo a ser consciente. Hacer varias cosas a la vez es lo más improductivo e ineficiente que existe. SLOW: lento pero seguro.

Menos cosas. A más consumo, mayor deuda y deterioro del planeta. La clave es decrecer.

Bueno, está claro que MENOS ES MÁS. Supongo que San Francisco de Asís y todos los que han predicado la austeridad estarían encantados de ver cómo su mensaje de simplicidad y pureza es lo último (y seguramente lo único) en el siglo XXI.

Vía: Zen Habits

Mas es igual a mejor? A mas consumo igual mas bienestar?


CÓPIENLO Y COMPARTAN LO CON TODO EL MUNDO

"No es cierto que todo tiempo pasado fue mejor. Lo que pasaba era que los que estaban peor todavía no se habían dado cuenta. Mafalda

12 jun. 2012

KO al EGO



El alma del hombre es como el agua. Viene del cielo, se eleva hacia el cielo
y vuelve después a la tierra, en un eterno ciclo". Goethe

11 jun. 2012

INCREIBLE : Voces de niños (Bocelli)

TRUQUITOS DE SALUD




1.- Un vaso de jugo de naranja diario aumenta al doble (o más) el hierro en el cuerpo.

2.- Verter media cucharadita de canela en el café, siquiera una vez al día mantiene bajo el colesterol y estables los niveles de azúcar en la sangre.

3.- El pan integral tiene casi cuatro veces más fibra, tres veces más zinc y casi dos veces el hierro del pan blanco. Además, los que comen pan blanco aumentan medio centímetro de cintura por año, dicen las estadísticas. Ah!, y cómanse las cortezas, que contienen ocho veces más pronylysina, que anima a las enzimas a combatir el cáncer del colon.

4.- Mastique los vegetales durante mucho más tiempo. Esto aumenta la cantidad de químicos anti cancerígenos liberados en el cuerpo. El masticar libera sinigrina. Y cuánto menos se cocinen los vegetales mejor efecto preventivo tienen.

5.- El futuro es la naranja. Reduce el riesgo de cáncer de pulmón. Quienes las comen habitualmente tienen 30% menos posibilidad de contraer la enfermedad. Mejor aún: tome jugo de mandarina y cómase cada vez aunque sea un pedacito de cáscara.

6.- Coma tan colorido como el arco iris. Si come una variedad de rojo, naranja, amarillo, verde, púrpura y blanco en frutas y vegetales, tendrá la mejor mezcla de antioxidantes vitaminas y minerales que existe.

7.- Limpie regularmente su cepillo de dientes. El contacto de los gérmenes en el vasito de los cepillos puede ser fatal. Los cepillos por si mismos pueden esparcir gripes y resfriados. Hay que limpiarlos cuatro veces a la semana, sobre todo después de enfermedades, y mantenerlos separados de otros cepillos.

8.- Haga rompecabezas, crucigramas o sudokus, o aprenda un idioma, alguna habilidad nueva o lea un libro y memorice párrafos. Estimular su mente lo anima a formar nuevos caminos mentales y fortifica la memoria. Una persona de 50 años activa mentalmente tiene mejor memoria que una persona de la mitad de su edad que no la ejercita.

9.- Las personas que mastican chicle tienen más posibilidad de sufrir arteriosclerosis, pues se hacen mas estrechos los vasos sanguíneos, lo cual precede a ataques del corazón.

10.- Ríase. 100 a 200 carcajadas equivalen a 10 minutos de jogging. Baja el estrés y despierta células naturales de defensa y muchos anticuerpos.

11.- No pele con anticipación los vegetales o frutas, éstos se deben cortar y pelar justo antes de que se los quiera comer. Preparar comida fresca con poca anticipación aumenta niveles de nutrientes contra el cáncer.

12.- Llame por teléfono a su madre, a familiares o a amigos, si los tiene lejos. El 90% de las personas que no mantienen cercanía afectiva con sus seres queridos, desarrollaban alta presión, alcoholismo o enfermedades cardiacas en edad temprana.

13.- Disfrute de una taza de té. El té común contiene menos niveles de antioxidantes que el té verde. Con beber tan solo una taza diaria de té verde se disminuye el riesgo de enfermedades coronarias. Beber té también aumenta la vida luego de ataques al corazón.

14.- Busque una mascota. Las personas que no tienen animales domésticos tienen más estrés y visitan más al doctor que los otros. Las mascotas lo hacen sentir a uno optimista y relajado, y eso baja la tensión en la sangre. Los perros son mejores, pero aun los peces dorados funcionan bien para este propósito.

15.- Póngale tomate al sándwich. O tenga un vaso de jugo de tomate a mano, o póngale salsa de tomate a las tostadas. Una porción de tomate por día baja un 30% el riesgo de enfermedades coronarias.

16.- Reorganice la nevera. Las verduras en cualquier lugar de su nevera pierden sustancias nutritivas debido a que la luz artificial del equipo destruye los flavonoides de los vegetales, sustancias que combaten el cáncer. Por eso es mejor usar los cajones de abajo.

17.- Coma como pajarito. Por ejemplo: la semilla de girasol y las semillas de 'sésamo' en las ensaladas y cereales son nutrientes y antioxidantes naturales. Y comer nueces entre horas reduce el riesgo de diabetes.

18.- Coma chocolate. Dos barras por semana extienden un año de vida. El chocolate amargo es fuente de hierro, magnesio y potasio.

19.- Piense positivamente.. La gente optimista puede vivir hasta 12 años más y mejor que los negativos, a quienes además les da gripe mucho más fácilmente.

20.- Vuélvase espiritual. Los verdaderos creyentes y aquellos que priorizan el 'ser' sobre el 'tener', tienen 35% más probabilidad de vivir mejor y mas tiempo. Manten una buena relacion con Dios.

5 jun. 2012

Recalentar el aceite para freír es altamente perjudicial.




Es malo recalentar el aceite usado para freír?

Investigadoras de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU) han descubierto por primera vez en alimentos la presencia de determinados aldehídos sospechosos de estar detrás de enfermedades neurodegenerativas y algunos tipos de cáncer. Estos compuestos tóxicos aparecen en algunos aceites cuando se calientan a temperatura de fritura.

Según han explicado las autoras del estudio a la agencia SINC, el trabajo confirma la presencia simultánea en el aceite de fritura de varios aldehídos tóxicos del grupo de los oxigenados α, β insaturados, como el 4-hidroxi-[E]-2nonenal. Además, dos de ellos se describen por primera vez en alimentos (4-oxo-[E]-2-decenal y 4-oxo-[E]-2-undecenal). Hasta ahora estas sustancias solo se habían citado en estudios biomédicos, donde se relaciona su existencia en el organismo con diversos tipos de cáncer y enfermedades neurodegenerativas, como el alzhéimer y el párkinson.

Los aldehídos tóxicos se generan como consecuencia de la degradación de los ácidos grasos del aceite y, aunque algunos son volátiles, otros permanecen en él después de la fritura. De esta forma, si se reutiliza el aceite, se pueden incorporar a los alimentos cocinados. Como son compuestos muy reactivos pueden reaccionar con proteínas, hormonas y enzimas del organismo e impedir su buen funcionamiento.

El experimento, que publica la revista Food Chemistry, ha consistido en calentar a 190 ºC en una freidora industrial tres tipos de aceite: de oliva, girasol y lino. La operación se realizó durante 40 horas (8 horas al día) en los dos primeros y en 20 horas para el caso del aceite lino. Este último no se usa habitualmente para cocinar en occidente, pero se ha seleccionado por su alto contenido en grupos omega 3. Los resultados revelan que los aceites de girasol y lino –especialmente el primero–, son los que generan más cantidad de aldehídos tóxicos y en menos tiempo. Por el contrario, el aceite de oliva, que presenta mayor concentración de ácidos monoinsaturados (como el oleico), genera menos y más tarde estos compuestos nocivos.

Pim van Lommel, cardiólogo: Cuando mueres sólo cambias de conciencia




Aceptar

La ciencia ignora o niega cuanto no puede explicar, pero eso no quiere decir que no exista. La vida del doctor Van Lommel es una apuesta por la verdad, por muy inexplicable que parezca, más allá del camino trillado de la ortodoxia. Han pasado diez años desde que hablamos, pero al estrechar su mano en el aeropuerto de Amsterdam (viene de conferenciar en Atlanta) me sonríe como a un viejo amigo y experimento una íntima sensación de paz y seguridad. El doctor Van Lommel se ha asomado al otro lado sin dejarse en éste el sentido común y lo que ha visto es bueno, aunque, para dominarnos, nos hayan infundido el miedo a verlo. Aceptarlo es aceptarnos y sentirse mejor.

Cuando enseñaba Cardiología en el hospital de Arnheim -800 camas- ya investigaba cómo algunos pacientes, tras infarto y muerte clínica, volvían a vivir.

--
Hasta que en 1986 leí el testimonio de un estudiante de Medicina, George Ritchie, que resucitó tras nueve minutos de muerte clínica. Me impresionó tanto que empecé a estudiar en profundidad esos casos.

¿Tantos había?
En 1988 ya tenía doce episodios incuestionables y creé una red de investigación con otros diez hospitales holandeses. Iniciamos un estudio clínico prospectivo de 344 pacientes, que publicó The Lancet (2001).

Causó un impacto mundial.
Tanto que ya le avancé entonces, cuando usted me entrevistó, que, tras 31 años de cardiología, me iba a dedicar en exclusiva a las experiencias cercanas a la muerte (EDM).

¿Qué hemos aprendido desde el 2001?
Tenemos más preguntas, además de la clásica: ¿si la conciencia es un mero producto del cerebro, cómo puede sobrevivir y explicar la experiencia de la muerte?

¿Qué dice la ortodoxia médica?
Que se trata de meras alucinaciones causadas por la anoxia (carencia de oxígeno).

¿Y qué le dice su investigación?
Si la causa fuera la anoxia, todos los que vuelven a la vida tras la muerte tendrían EDM, porque todos la sufren, pero, en cambio, sólo el 18% tiene esas experiencias.

¿Qué explican sobre ellas?
Coinciden en hablar de recuerdos, cognición y emociones y mantienen la identidad, un punto crucial, porque el ego es el enlace entre la conciencia y el cuerpo.

¿Luces, voces, su vida en un instante...?
Las han experimentado miles de personas, pero no todos las explican por temor a ser tachados de lunáticos o porque creen que las causan la medicación o la enfermedad.

¿Todos experimentan lo mismo?
No todos experimentan todo, pero todos citan algunas experiencias recurrentes que coinciden en un cruce espacio-temporal.

¿A qué se refiere?
Es la revisión de la vida pasada, pero también la futura y presente: algunos, al volver, anticipan sucesos y reinterpretan los ya pasados, así que suelen cambiar de pareja, de trabajo, de existencia, porque han contemplado su vida en conjunto durante su EDM.

¿Cómo son esas visiones?
Inefables, a menudo el lenguaje carece de términos para explicarlas. Una EDM de tres minutos puede requerir semanas de testimonio en el que no se repite un solo episodio. El tiempo, como le decía, transcurre de un modo único en síntesis con el espacio y una constelación de familiares y afectos.

Por ejemplo.
Un paciente refiere cómo en su EDM había visto a un señor desconocido sonriéndole. Diez años después, su madre agonizante le reveló que él era hijo de una relación extramarital y le mostró una fotografía de su padre biológico, asesinado en un campo de concentración: era aquel señor sonriente.

¿Cómo sabe que esos pacientes clínicamente muertos siguen conscientes?
Lo prueban cientos de casos. En Conciencia más allá de la vida explico el de un hombre de 43 años que nos llegó cianótico, frío, sin tensión y con las pupilas dilatadas. La enfermera le extrajo la dentadura postiza y la depositó en un cajón. Resucitó inexplicablemente tras un largo coma y preguntó por sus dientes.

Si estas vivo, resultan muy útiles.
Reconoció, al verla, a la enfermera y le pidió que se los devolviera. Ella nos llamó alarmada y entonces el paciente nos relató en detalle lo que habíamos dicho y hecho cuando llegó muerto a urgencias del hospital.

¿Y usted qué cree?
Nuestra conciencia no es más que un retransmisor para esta dimensión de nuestro ser en varias. Es como una radio que, mientras vivimos aquí, sintoniza con este universo. Nuestra muerte sólo es un cambio de conciencia, una transición. Sólo morimos en una dimensión para pasar a otras.

¿Es una convicción religiosa?
Es física cuántica. Yo no soy creyente. Muchas religiones se han acercado a esa realidad con técnicas de paso entre esas dimensiones, como la meditación o el misticismo.

¿Cómo lo sabe?
Porque estudio casos -me consultan decenas cada día- y las experiencias son recurrentes y concurrentes: confluyen tiempo -pasado, presente y futuro: tienen visiones- y espacio en sensación de unidad.
...
Y esos testimonios de cada día coinciden con los relatos de la mística y las visiones de profetas, gurús y santos desde hace siglos.

¿Todo está conectado?
Ven la luz (los niños me cuentan que un ángel; los ateos hablan de "una energía" y los creyentes, de Dios). Todos se refieren a lo mismo y que en ello se sienten integrados.

¿Por qué la ciencia lo ignora?
Hasta ahora, la mecánica cuántica demuestra que la luz consta de partículas que al mismo tiempo son ondas -creo que nuestra conciencia las retransmite- dependiendo del estado del observador.

La experiencia de lo objetivo, al fin, depende de tu estado subjetivo.
Así que, desde los gurús milenarios hasta los físicos cuánticos, cuando asumes tu transición sin miedo experimentas un anticipo de esa sensación de plenitud.

FUENTE: La Contra- LA VANGUARDIA

3 jun. 2012

HUMOR: Mire bien el baño

Increible-Chino Mueve objetos con la Mente

Rodolfo, el colombiano que levita



Sólo se que nada se. Arte o poder mental?

VERBO: LA PELÍCULA



UNA PELÍCULA QUE NOS INVITA A MIRAR MÁS ALLÁ, AL INTERIOR DE NUESTRO SER Y DESPERTAR A LA VERDADERA CONCIENCIA DEL MARAVILLOSO SER QUE SOMOS Y ATREVERNOS A EXPRESAR NUESTRAS IDEAS Y A SER NOSOTROS MISMOS SABIENDO QUE PODEMOS SALIRNOS DE MATRIX, QUE TENEMOS DONES INFINITOS QUE MOSTRAR A LOS DEMÁS SIENDO NOSOTROS MISMOS Y PODEMOS ROMPER CON LAS REGLAS DEL SISTEMA ESTABLECIDO PARA ELEVARNOS EN NUESTRA VERDADERA ESENCIA CREANDO UN MUNDO MARAVILLOSO DE AMOR, BELLEZA, CONCIENCIA Y VERDAD.


ATRÉVETE A CAMBIAR TU MUNDO… EL MUNDO…!!

http://youtu.be/2WMbFCk7VGo
http://youtu.be/7fETRtoqiKY
http://youtu.be/zL400LUSEUE
http://youtu.be/Sv8yxVSB3Kg
http://youtu.be/EFKktWztcfg
http://youtu.be/iNsnJZS4k9g
http://youtu.be/atHaQXyP3NI



DIFERENCIA ENTRE "HTTP" y "HTTPS"




La mayoría de la gente ignoramos que la diferencia entre http:// y https:// es, sencillamente, su seguridad.

HTTP son las siglas de "Hyper Text Transport Protocol", que es un modo elegante de definir, por así decirlo, un lenguaje para intercambiar información entre servidores y clientes de la red.

Lo importante, y lo que marca la diferencia, es la letra "S" que - ¡oh sorpresa! - es la abreviatura de "Secure".

Si visitas una página web y te fijas en su dirección, verás que, muy probalemente, empieza por http://. Esto significa que esa página te está hablando en un lenguaje normal, pero inseguro. En otras palabras, existe la posibilidad de que alguien pueda estar espiando la "conversación" entre tu ordenador y la página. Si trasladas una información a esa página, ese alguien puede verla y hacer uso de ella.

Por este motivo, jamás deberías dar el número de tu tarjeta de crédito a una página http://.

Pero si la dirección empieza por https://, tu ordenador está conectado a una página que te está hablando en un lenguaje codificado y seguro, a prueba de espías.

Por tu seguridad, si para hacer una compra o por cualquier otro motivo tienes que dar el número de tu tarjeta u otra información sensible, comprueba primero que la dirección de la página web con la que has conectado empieza por https://.


1 jun. 2012

Que contiene el cigarro?
















Amoníaco Componente de los productos de limpieza
Arsénico Veneno contenido en los raticidas
Butano Combustible doméstico
Cianuro Empleado en la cámara de gas
Formaldehído Conservante
Metano Combustible utilizado en cohetes espaciales
Cadmio Presente en baterías
Monóxido de carbono Presente en el humo de escape de los coches

Musicas Gregorianas y el cerebro

El doctor Alfred Tomatis, un otorrinolaringólogo francés, descubrió hace unos 30 años que los cantos gregorianos en realidad llenan de energía al cerebro y que de algún modo este estilo musical carga al cerebro con un potencial eléctrico. En el año 2009, se publicó en la revista BMC Neurocience que la correlación entre Música y actividad cerebral está probada. Así pues, escucha música clásica tanto como puedas, especialmente a Mozart, Bach y Vivaldi incluso mientras estás trabajando, escucha cantos Gregorianos .

Páginas vistas en total

Archivo del blog