22 abr. 2016

DESPERTAR ESPIRITUAL - Prepárate para los cambios




El despertar espiritual no significa que serás perfecto y dejarás de cometer errores, todo lo contrario.
Por mucho tiempo se sentirá como si todo lo que haces es un error, o como si fuera imposible de vivir sin ofender a alguien.
Lo que sucede es que habrás “despertado” tu consciencia de Ser y comenzarás a ver las cosas claramente.
Desde ahora comenzarás a reconocer esos errores y actuar sobre ellos de modo diferente.
El despertar espiritual es una maduración del ego y con él llegan transformaciones psico-emocionales, sociales y físicos. Estamos todos despertando a nuevos niveles de comprensión y nuevas dimensiones del Ser.
Señales de haber comenzado un despertar espiritual:
– La búsqueda de la verdad: Tienes muchas preguntas y últimamente no te conformas con respuestas simples; necesitas compensar nuevo conocimiento con nuevas experiencias, similar a un niño que no deja de hacer preguntas. Muchas personas experimentan esto a traves de su relacion con la religión. También, es posible que ya no te sientas cómoda viendo la televisión, leyendo el mismo periódico, participando de las mismas actividades, o compartiendo con las mismas personas.
– Patrones de sueños, números, y símbolos: A medida que vas despertando, los sueños se hacen más vívidos y traen mensajes mucho más cargados que antes. Es posible que comiences a soñar con elementos como los bosques, la muerte, el vuelo/volar, las profundidades del mar, la misma persona, o el mismo animal. Algo interesante que le sucede a muchas personas es que comienzan a notar que cada vez que miran el reloj ven horas con números repetidos, por ejemplo: despertarte a las 4:44, o que cada vez que miras el reloj son las 10:10, o las 12:12. Cuando esto suceda, toma nota de la hora y que estabas haciendo o en que estabas pensando en ese momento, ya que puede ser la clave a un mensaje de tu inconsciente.
– Evitación al consumismo, materialismo, o el consumo animal: Puede ser que hayas sentido que es hora de dejar de consumir animales y te interesa comenzar una dieta vegetariana, o tal vez has decidido dejar de hacer gastos innecesarios como en artículos de belleza y joyería, entre otros. Comienzas a entender que eres suficiente con lo que tienes.
– Experiencias místicas: Tal vez hayas tenido una experiencia mística única que los demás no puedan entender, o no quieres compartir por miedo a hacer el ridículo. También puede ser que hayas comenzado a sentir alguna resonancia particular con un animal en específico (un tótem).
– Contacto con la naturaleza: Es bien común comenzar a sentirse agobiado en los centros comerciales, los conciertos, festivales y demás actividades con mucha gente. Sientes que te “descargas” en éstos lugares, y comienzas a buscar contacto en parques y jardines donde puedas respirar aire fresco y estar en contacto con la naturaleza y los animales.

Páginas vistas en total

Archivo del blog