26 sept. 2008

Donde encontrar el placer?

Y ahora vosotros preguntáis en vuestro corazón: «¿Cómo distinguiremos lo que es bueno de lo que no es bueno en el placer?»

Id a vuestros campos y a vuestros jardines y aprenderéis que el placer de la abeja es reunir miel de las flores.

Pero es también el placer de la flor el ceder su miel a la abeja. Porque, para cada abeja, una flor es fuente de vida. Y, para la flor, una abeja es un mensajero de amor,

Y para ambos, abejas y flor, el dar y el recibir placer son una, necesidad y un éxtasis.

Sed en vuestros placeres como las abejas y las flores

K. Gibran El Profeta

No hay comentarios:

Páginas vistas en total

Archivo del blog