4 jul. 2011

OG MANDINO: Vendedor mas grande del mundo





El fracaso no te sobrecogerá nunca
si tu determinación para alcanzar el éxito
es lo suficientemente poderosa

El Vendedor más Grande del Mundo es un libro destinado a ejercer influencia en muchas vidas.

Se presenta aquí la historia de Hafid, un camellero de hace aproximadamente 2000 años y su ardiente deseo de mejorar su humilde condición. A fin de poner a prueba su habilidad en potencia, es enviado a Belén por su amo Pathros, un gran mercader de caravanas, a vender un solo manto. Fracasa y en cambio, en un momento de compasión regala el manto para abrigar al un bebe recién nacido en una cueva cerca de la posada.

Hafid retorna a la caravana avergonzado pero, viaja acompañado de una estrella brillante que resplandece sobre su cabeza; este fenómeno es interpretado por Pathros con una señal de los dioses, y le obsequia a Hafis los diez pergaminos antiguos que contienen la sabiduría necesaria para que el joven realice todos sus anhelos.

El capitulo final del libro nos deja una gran impresión, en momentos en que el anciano y prospero Hafid, El vendedor mas grande del Mundo, hace entrega de los diez pergaminos a una persona muy especial.

Como su nombre lo indica está dirigido a todas las personas que quieran auto superarse y tener éxito en la vida; es un libro muy constructivo.

- “Nunca te avergüences de emprender algo aunque fracases, porque aquel que no ha fracasado nunca, no ha intentado tampoco nada”
- “No permitiré jamás que ningún día termine en fracaso”
- “Seré dueño de mis emociones”
- “Subiré a la montaña de hoy con toda la habilidad que tengo, y sin embargo mañana subiré más alto que hoy, y el día siguiente más alto que ayer”


Oraré pidiendo directivas y orientación, y oraré como un vendedor de esta manera:

Oh creador de todas las cosas, ayúdame. Porque hoy me interno en el mundo desnudo y solo, y sin tu mano que me guíe me extraviaré del camino que conduce al éxito y a la felicidad.

No pido ni oro ni ropas ni aún las oportunidades en consonancia con mi habilidad; en cambio guíame para que adquiera habilidad para aprovechar mis oportunidades.

Tú les has enseñado al león y al águila cómo cazar y prosperar con sus dientes y sus garras. Enséñame a cazar con palabras y a prosperar con amor para que sea un león entre los hombres y águila en el mercado.

Ayúdame a permanecer humilde en los obstáculos, y fracasos; sin embargo, no ocultes de mi vista el premio que acompañará a la victoria.

Asígname tareas en cuyo desempeño otros hayan fracasado; sin embargo guíame para que pueda arrancar las semillas del éxito de entre sus fracasos. Confróntame con temores que me templen el espíritu; sin embargo, concédeme el valor para reírme de mis dudas.

Dame un número suficiente de días para alcanzar mis metas; y sin embargo ayúdame para vivir hoy como si fuera mi último día.

Guíame en mis palabras para que produzcan frutos. Sin embargo sella mis labios para que no diga chismes y nadie sea calumniado.
Disciplíname para que adquiera el hábito de no cejar nunca; sin embargo señálame la forma de usar la ley de los promedios. Hazme alerta a fin de reconocer la oportunidad; y sin embargo otórgame paciencia que concentrará mis fuerzas.

Báñame en buenos hábitos para que los malos se ahoguen; sin embargo concédeme compasión para las debilidades de los hombres. Déjame saber que todo pasará; sin embargo ayúdame a contar mis bendiciones de hoy.

Exponme ante el odio para que no me sea extraño; sin embargo llena mi copa de amor para que pueda convertir a los extraños en amigos.

Pero que todas estas cosas sean así si es tu voluntad. Soy tan sólo un pequeño y solitario grano de uva que se aferra a la viña, y sin embargo me has hecho distinto de todos los demás. En realidad debe existir un lugar especial para mí. Guíame. Ayúdame. Señálame el camino.

Déjame que llegue a ser todo lo que tienes planeado para mí cuando mi semilla fue plantada y seleccionada por ti para germinar en la viña del mundo.

Ayuda a este humilde vendedor. Guíame, Dios.



No hay comentarios:

Páginas vistas en total

Archivo del blog