29 sept. 2011

Diez reglas básicas para cuidar la salud de tu corazón

El 29% de las muertes que se producen cada año en el mundo se deben a enfermedades cardiovasculares. En España esta cifra se incrementa ligeramente hasta alcanzar el 31%. Adoptar un estilo de vida saludable, sin duda, ayudaría a reducir estos porcentajes. Por ello uno de los objetivos principales del Día Mundial del Corazón de este año, que se celebra el 29 de septiembre, es concienciar a la población respecto a la importancia de los hábitos de vida sobre su salud cardiovascular.

“Es tarea de cada uno el tomar una actitud cardiosaludable, ya que la mayoría de eventos cardiacos podría evitarse si se tomaran medidas como dejar de fumar, ingerir alimentos saludables o practicar deporte de forma diaria”, advierte el doctor Leandro Plaza, presidente de la Fundación Española del Corazón (FEC).

Para dejar aún más claro cómo conseguirlo, la FEC y la World Heart Association aconsejan lo siguiente:



■Tu hogar, libre de humos. El tabaco causa una quinta parte de las enfermedades cardiovasculares a nivel mundial. Si aún no lo has dejado al menos no fumes en casa, para no perjudicar al resto de la familia con el humo de segunda mano. Añadir una tarea doméstica adicional a quien fume puede ayudar a persuadirle y facilitar que en vuestro hogar no se respiren malos humos.

■Apuesta por la comida casera. Prepárala siempre que puedas y llévatela al trabajo. Así te aseguras de que está elaborada con ingredientes saludables y cocinada de manera apropiada. Cada menú debe contener al menos dos o tres porciones de verduras.

■La televisión, menos de dos horas al día. Pasar demasiado tiempo delante de una pantalla es una conducta de riesgo cardiovascular. Es mucho mejor que organices actividades al aire libre para disfrutar en familia y, antes de coger el coche, te plantees si realmente es necesario o puedes ir caminando o en bicicleta. En definitiva, debes procurar que tu estilo de vida, y el de los tuyos, sea activo.

■Hazte una revisión médica. Conocer cuáles son tus niveles de tensión arterial, de colesterol y azúcar, así como tu perímetro abdominal y tu índice de masa corporal (IMC) te ayudará a conocer de forma más precisa tu riesgo de sufrir un trastorno cardiovascular y te permitirá, con la ayuda de tu médico, elaborar un plan de acción específico.

A estos consejos podemos sumar los siguientes, basados en los resultados de diversos estudios científicos:

■Si tu trabajo es sedentario, haz pequeñas pausas para estirar las piernas. Levantarse unos minutos está asociado con una menor circunferencia de cintura y mejores niveles de colesterol, triglicéridos y azúcar en sangre.

■Cepíllate los dientes por lo menos dos veces al día. ¿Sabías que las personas que no lo hacen incrementan en un 70% su riesgo cardiovascular? La boca es una puerta de entrada de bacterias, que pueden acabar inflamando las encías si la higiene bucal no es la adecuada. Esta inflamación está muy ligada a la arterioesclerosis.

■El vino es bueno siempre que no bebas más de dos copas al día. Si te excedes el alcohol puede acabar por perjudicar tu salud cardiovascular.

■No te saltes el desayuno. Salir de casa con el estómago vacío contribuye a aumentar los niveles de colesterol. Procura que la primera comida del día sea completa, y que incluya al menos una pieza de fruta.

■Apuesta por la dieta mediterránea y limita el consumo de alimentos procesados. El aceite de oliva, uno de los tesoros de nuestra dieta, protege la salud de las arterias, mientras que abusar de frankfurts o hamburguesas se asocia con un mayor riesgo de trastornos del corazón y diabetes.

■Las horas extra pueden perjudicarte. Trabajar diez horas o más al día puede aumentar hasta en un 60% el riesgo de enfermedad coronaria,

1 comentario:

enfermeria cardiaca dijo...

Muy buen aporte. Las enfermedades relacionadas al corazón son las que más muertes generan en todo el mundo. Por este motivo, tener conocimientos de cómo prevenirlas es de vital importancia.

Páginas vistas en total

Archivo del blog