11 sept. 2011

El Canto de los Delfines



Al respirar, respira largo y profundo, respira lenta y suavemente, respira la suave y dulce nadería de la vida, tan plena de energía, tan plena de amor. Es amor de Dios lo que estas respirando, respira profundamente y podrás sentirlo. Respira muy, muy profundamente y el amor te hará llorar.......... de alegría. Porque conociste a tu Dios y tu Dios te presento con tu alma.

No hay comentarios:

Páginas vistas en total

Archivo del blog