24 may. 2012

OSHO : Comer violentamente



Ésta es la situación: estás enfadado; como has suprimido tanta ira, ahora no hay momento en los que no estés enfadado; como mucho, a veces estás enfadado, a veces más. Todo tu ser está envenenado por la represión. Comes con ira.

Cuando una persona come sin ira tiene una cualidad diferente: es bello mirarle, porque come no violentamente. Puede que esté comiendo carne, pero come no violentamente; puede que tú estés comiendo tan sólo vegetales y fruta, pero si hay ira reprimida, comes violentamente. Comiendo, tus dientes, tu boca, liberan ira. Aplastas la comida como si fuese el enemigo. Y recuerda, siempre que los animales están enfadados, ¿qué hacen? Sólo son posibles dos cosas: no tienen armas y no tienen bombas atómicas, ¿qué pueden hacer? Te harán violencia o con las uñas o con los dientes.

Éstas son las armas naturales del cuerpo; uñas y dientes. Es muy difícil que hagas algo con las uñas, porque la gente dirá: "¡Eres un animal!". Así que lo único que te queda, con lo que puedes expresar tu ira o violencia fácilmente, es la boca, y tampoco la puedes usar para morder a alguien. Por eso decimos, "un mordisco de pan", "un mordisco de comida", "unos cuantos mordiscos”. Comes la comida violentamente, como si la comida fuera el enemigo. Y recuerda, cuando la comida es el enemigo, no te nutre realmente, nutre todo lo que está enfermo en ti.

1 comentario:

Anónimo dijo...

MUCHAS GRACIAS POR TUS PUBLICACIONES. SON EXCELENTES

Páginas vistas en total

Archivo del blog