2 mar. 2015

EDAD MEDIA: Las reglas de la Iglesia Católica para mantener relaciones sexuales

5-curiosos-datos-sobre-la-sexualidad-en-la-Edad-Media-04.jpg

Para la cultura católica de la época, las relaciones sexuales debían estar estrictamente reservadas para la reproducción de la especie humana y solo darse dentro del sagrado matrimonio. Pero aún dentro del normal y legítimo matrimonio entre un hombre y una mujer, la Iglesia Católica imponía reglas morales de cómo, cuándo y dónde se podían mantener relaciones sexuales.
  • No estaba permitido ningún acto sexual que no sea el estrictamente necesario para concebir un niño en la mujer.
  • No se podía tener sexo los domingos, ni los jueves, ni los viernes, ni los sábados.
  • No se podía tener sexo en horas del día, solo por las noches.
  • No se podía tener sexo durante la Cuaresma, tampoco en los 35 días previos a la Navidad, ni tampoco en los 40 días previos a la fiesta de Pentecostés.
  • Tampoco se podían mantener relaciones sexuales si era una día en que se celebraba un Santo.
La Iglesia Católica también tenía normas específicas para cómo se debe practicar la relación sexual entre marido y mujer. Debido a que solo se «permitían» los actos sexuales destinados a la reproducción, la Iglesia Católica estableció la famosa posición del misionero como la única posición moralmente aceptable.
Además, la mujer debía estar ubicada debajo del hombre para mantener vigentes el rol natural de superioridad masculina, pues se consideraba que la mujer ubicada encima recibía demasiado placer y ello era inmoral.

No hay comentarios:

Páginas vistas en total

Archivo del blog