12 sept. 2009

Documental BBC: La Trampa



Realizado por: Adam Curtis

Explica los orígenes de nuestra idea actual y limitada de la libertad

En ellos se muestra cómo la creación de un modelo simplificado de los seres humanos como criaturas egoístas, casi robóticas, condujo a la idea actual de libertad. Este modelo derivaba de ideas y técnicas desarrolladas por los estrategas nucleares durante la Guerra Fría para controlar el comportamiento del enemigo soviético (Delicado Equilibrio del Terror).

Matemáticos como John Nash (Una Mente Maravillosa) desarrollaron la paranoica Teoría de Juegos, cuyas ecuaciones solo funcionaban si los seres humanos se comportaban como criaturas egoístas y aisladas, constantemente sospechando y vigilándose entre sí, siempre tratando de sacar beneficio.

Pero no todo es como parece.

Las conclusiones de Nash que el matemático solía ilustrar con una serie de juegos o experimentos sociales, uno de ellos llamado Jode a tu compañero influirían en la política, la sociología, la antropología, psiquiatría y la economía contemporáneas. Están en la base de las ideas liberales de una democracia regulada por las fuerzas del mercado, de la antipsiquiatría y de la ciencia psiquiátrica modernas.

Este mismo modelo fue entonces desarrollado por biólogos genéticos, antropólogos, psiquiatras radicales y economistas del libre mercado, y ha llegado a dominar tanto el modo de pensar político desde los años setenta como el modo en que piensan las personas acerca de ellos mismos como seres humanos.

Sin embargo, esta idea simplista contiene las semillas de nuevas formas de control. Y lo que las personas han olvidado es que hay otras ideas de libertad. Estamos, según Curtis, en una trampa que nos controla, priva de significado y causa caos y muerte en el mundo, como en Irak y Afganistán, en el intento para implantar la libertad llevando a la destrucción y el genocidio, si se considera necesario.

El resultado, según Curtis, ha sido este paradójico y extraño mundo en que vivimos, que parece haber copiado al pie de la letra lo peor de las distopías imaginadas por Orwell y Huxley en 1984 y Un mundo feliz, respectivamente: un mundo dominado por la cultura del miedo, desbordado por la burocracia, el mercantilismo desenfrenado, en el que se cercenan libertades individuales en nombre de la libertad y la felicidad puede ser alcanzada a través de medios artificiales, con una simple píldora.

No hay comentarios:

Páginas vistas en total

Archivo del blog