11 de nov. de 2010

ojo con los adelantos o retrocesos

La Asociación de Afectados de Navarra por los Campos Electromagnéticos (ASANACEM) y la de Valladolid (AVAATE) ha realizado un excelente trabajo de recopilación de casos de cáncer (principalmente, también aparecen otras dolencias), ocurridos en las inmediaciones de antenas de telefonía móvil. Lo han documentado muy bien a través de lo publicado en la prensa durante los últimos años. La recopilación va desde el año 2000 al 2008.


Por otro lado, además del pdf Clusters de Cancer, en un link de la página de ASANACEM pueden encontrar otra recopilación de casos aparecidos en prensa, la mayoría desde ese año 2008 hasta el 2010. Como les cuento, son recopilaciones de noticias periodísticas (puede haber muchas otras más), no es un estudio científico, pero tampoco hay estudios epidemiológicos cerca ni lejos de antenas, ni ningún seguimiento de la situación de las personas que viven en las inmediaciones de estos artefactos. Ninguna institución ni empresa los han realizado.
Es más, en ocasiones se le exige a la población que “demuestre que esas afecciones están relacionadas con sus dolencias“, cuando ese seguimiento deberían hacerlo las instituciones, independientemente de cual fuese su resultado. La recopilación presentada por estas organizaciones ciudadanas es sólo de antenas, no se incluyen a poblaciones que vivan cerca de nudos eléctricos, alta tensión, transformadores eléctricos, edificios con WiFi, etc., en las que también se denuncian muchos casos por todo el mundo.

Si las instituciones hicieran su trabajo, los ciudadanos no tendrían que cumplir con esta dejación de sus funciones.

FUENTE: BLOG DE MIGUEL JARA

Páginas vistas en total

Archivo del blog