6 nov. 2011

MEJORE SU SALUD: Cloruro de Magnesio



-El Cloruro de Magnesio produce equilibrio mineral, como en la artrosis por descalcificación, reanima los órganos en sus funciones, como a los riñones para que eliminen el ácido úrico.

- Regula la actividad neuromuscular y participa en la transmisión de los impulsos nerviosos.

-Es un gran energizante psicofísico y equilibra el mecanismo de contracción y relajación muscular, previniendo la fatiga o cansancio muscular, evitando calambres y fortaleciendo los músculos, lo que es imprescindible en cualquier deportista.

-Es necesario para el correcto funcionamiento del corazón pues desempeña un importante papel en el proceso de múltiples procesos biológicos.

-Mejorando la nutrición y la obtención de energía, combate la depresión, los mareos y es un poderoso agente anti-estrés. Alarga la juventud.

-Cumple una función primordial en la regulación de la temperatura del cuerpo.

-Benéfico para evitar niveles altos de colesterol.

-Regulador intestinal. Modera los trastornos digestivos.  Es un excelente laxante.

-Juega un rol importante en la formación de los huesos.

-También en la metabolización de carbohidratos y proteínas.

-Es útil en problemas de irritabilidad neuromuscular como tétanos, epilepsia, etc.

-Previene y cura la próstata y hemorroides.

-Previene la gripe. Reduce la bronquitis.

-Evita la obesidad. Evita la arteriosclerosis.

-Es preventivo del cáncer.

-Ayuda a disminuir lípidos (grasas) en la sangre y la arteriosclerosis purificando la sangre y vitalizando el cerebro, devuelve y conserva la juventud hasta avanzada edad.

La falta de magnesio en el ser humano puede provocar entre otras cosas: debilidad general, enfermedades degenerativas como el cáncer, tuberculosis, diabetes, también neuritis, trastornos nerviosos, debilidad en los huesos y anemia.

Modo de preparación y consumo: En un 1 litro de agua hervida o mineral con 33 gramos de Cloruro de Magnesio o dos cucharadas soperas al ras,(se consigue en farmacias y herboristerías), en una botella de vidrio (no en plástico). Agregarle el agua hervida fría para disolverlo, luego mezclar y tapar. No es necesario guardarlo en la heladera. Dosis recomendada: el equivalente a un pocillo de café preferentemente en ayunas.

No hay comentarios:

Páginas vistas en total

Archivo del blog