30 abr. 2012

Bhagavad-Guita: El Ego


El discurso del Bhágavad-guita se inicia en las postrimerías de la batalla de Kurukshetra. Comienza con el príncipe pándava Arjuna, que se encuentra repleto de dudas en pleno campo de batalla. Consciente de que sus enemigos son sus propios parientes, amigos queridos y venerados maestros, Árjuna  dirige  su auriga, y pregunta a Krishna, buscando consejo:

Hay un diálogo interesante entre Arjuna y el Señor Krishna en el Bhagavad Gita. Arjuna le pregunta a Krishna, ¿Cómo es el hombre liberado (del ego)? ¿Cómo duerme, cómo trabaja, cómo vive? Y Krishna le dice: “él vive exactamente como cualquier hombre ordinario, él trabaja como cualquier hombre ordinario y él duerme como cualquier hombre ordinario, y sin embargo, no es la misma cosa porque no lo hace por las mismas razones”.                         
La clave es el acto consciente, elevado, amoroso y relajado, sin apegos ni egoísmos. Eso hace la diferencia, estar con una conciencia continua en cada acto del día alimentando la mente con energía del Espíritu, así como regalándonos espacios de meditación para que en ese “silencio” se establezca el contacto directo con la Divinidad, con esa fuerza creadora que es  inteligencia  pura. 

No creas en estas palabras, cuestiónalas, pruébalas empíricamente, rebélate ante ellas, obsérvate conscientemente en su luz y saca tus propias conclusiones, así obtendrás tu verdad personal que es la única que te sirve en el camino de regreso al hogar. Nada te llevas desde este plano que no sean las experiencias atesoradas en el alma. El autor chileno Iván Durán

No hay comentarios:

Páginas vistas en total

Archivo del blog