22 abr. 2012

Omraam Mikhaël Aïvanhov: Pensamientos


"El ser humano ha descendido de las regiones celestiales por un proceso llamado involución. A medida que se produce el descenso en la materia, al alejarse del fuego primordial, se carga de cuerpos cada vez más densos hasta llegar al cuerpo físico.
Exactamente como en invierno, cuando debemos enfrentarnos al frío, nos vemos obligados a ponernos vestidos cada vez más densos, ¡desde la camiseta y la camisa hasta el abrigo!
Para retomar ahora el camino hacia arriba, el ser humano debe desvestirse, simbólicamente hablando, es decir despojarse de todo lo que le vuelve denso: en vez de tratar de acumular, debe aprender a renunciar, a desprenderse, a liberarse. La acumulación es la que favorece el descenso.
Cada pensamiento, sentimiento o deseo inspirado por el instinto de posesión, viene a pegarse a sus cuerpos sutiles como la escarcha sobre las ramas de los árboles en invierno.
Es necesario que el sol de la primavera vuelva a brillar para que se funda la escarcha y que el hombre vuelva a encontrar a su verdadero ser"





No hay comentarios:

Páginas vistas en total

Archivo del blog