3 jun 2011

Salud: El Pescado y el Corazón



Comerlo al horno reduce el riesgo de insuficiencia cardiaca y prepararlo frito lo aumenta

 El pescado es bueno para el corazón por su riqueza en ácidos grasos omega 3 que, entre otros efectos, mejoran la tensión arterial y la circulación de la sangre. ¿Pero cuáles son las especies más cardioprotectoras? ¿Influyen los tipos de cocción en sus beneficios cardiovasculares? Varios expertos en la materia han tratado de responder a estas preguntas mediante un estudio publicado en Circulation, la revista de la American Heart Association (AHA).

Después de analizar los hábitos de consumo de más de 84.000 mujeres postmenopaúsicas durante 10 años, han llegado a la conclusión de que aumentar el consumo de pescado al horno o a la plancha puede reducir el riesgo de sufrir una insuficiencia cardiaca. En cambio, si se come frito el efecto podría ser justo el contrario: incrementar las posibilidades de un problema de corazón.

El salmón parece ser un muy buen protector cardiovascular, al igual que la caballa.

Así, las mujeres que comen pescado al horno o a la plancha cinco o más veces a a la semana tienen un 30% menos de riesgo cardiovascular que las que incluyen al pescado en sus menús sólo una vez al mes.

Este beneficio se da sobre todo entre las que eligen especies de color oscuro e intenso, como el salmón o la caballa, que según los datos de este estudio son especialmente protectoras (más que el atún, el lenguado o el bacalao, por ejemplo).

Pero no sólo el tipo de pescado y la frecuencia de consumo influye en su efecto cardiosaludable. También es importante cómo se prepara. Comerlo frito de una a tres veces por semana se asocia a un 48% más de posibilidades de tener problemas de corazón en comparación con las mujeres que no suelen incluir este tipo de preparación en sus menús, apuntan los autores del informe.

“Cuando fríes el pescado no sólo pierdes muchos de sus beneficios, además añades algunos componentes relacionados con el proceso de cocción que son peligrosos”, comenta Donald Lloyd-Jones, principal autor del estudio. El investigador se refiere a las grasas trans, que pueden generarse si los alimentos se fríen en aceite muy caliente o reutilizado.

FUENTE: http://noscuidamos.com/alimentacion/articulo/el-pescado-es-bueno-para-el-corazon-depende-de-como-lo-cocines?source=rss

No hay comentarios:

Páginas vistas en total

Archivo del blog