30 oct. 2011

Ocho consejos para reducir el riesgo de ictus


Uno de cada seis españoles sufrirá un ictus a lo largo de su vida, según datos de la Sociedad Española de Neurología (SEN). Un trastorno que no solo afecta a los más mayores: “Aunque es más frecuente a partir de los 65 años, por debajo de los 35 puede ser que ocurra por problemas congénitos, por un mal control de los factores de riesgo que son la hipertensión, la diabetes, el tabaco y el colesterol o por llevar una dieta poco saludable o no hacer ejercicio”, apunta el doctor Jaime Masjuán, miembro de la SEN.

Así, para reducir esta preocupante cifra es básico adoptar un estilo de vida saludable, cuyos pilares sean el ejercicio moderado y la dieta sana y equilibrada. Concienciar a la población de la importancia de seguir unos hábitos saludables es, precisamente, uno de los objetivos del Día Mundial del Ictus, que se celebra el 29 de octubre. Los siguientes consejos pueden ayudarte:

1.Si bebes alcohol, hazlo siempre con moderación. Consumir 30 o más gramos de alcohol al día favorece la probabilidad de padecer un ictus en los hombres. El consumo moderado de vino tinto, en cambio, parece reducir el riesgo.

2.Intenta ver siempre la botella medio llena. El optimismo puede reducir el riesgo de sufrir un derrame cerebral. ¿El motivo? Parece ser que las personas con una visión positiva tienen unos hábitos de vida más saludables.

3.El pescado, un ingrediente fundamental en tus menús. No solo el pescado azul, por su riqueza en ácidos grasos omega 3, es bueno contra el ictus. El pescado blanco también tiene propiedades protectoras.

4.Frutas y verduras de color blanco, tus aliadas. Son ricas en quercetina, un antioxidante que se sospecha protege la salud cardiovascular. La riqueza en fibra de los vegetales de pulpa blanca como peras y manzanas también contribuye a que el riesgo de padecer un ictus sea menor.

5.Incluye en tus menús alimentos ricos en potasio. Este mineral ayuda a combatir la hipertensión, uno de los principales factores de riesgo de los accidentes cerebrovasculares. Patatas, acelgas, plátanos, legumbres y carne de conejo son especialmente ricos en potasio.

6.Haz ejercicio tengas la edad que tengas. La actividad física después de los 60 años disminuye las posibilidades de que el cerebro sufra un ictus silente, una especie de microinfarto cerebral que puede pasar desapercibido pero que aumenta el riesgo de nuevos derrames.

7.Si vives en grandes urbes, procura pasar tu tiempo de ocio en zonas verdes. La contaminación aumenta el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular en las mujeres, apunta un informe estadounidense.

8.Deja de fumar. El tabaco dificulta una correcta circulación sanguínea, lo que favorece la formación de trombos y el derrame cerebral.

Conoce los síntomas y actúa lo antes posible
Un dolor de cabeza intenso y repentino o notar una falta de sensibilidad en la cara, los brazos o las piernas (especialmente en uno de los lados del cuerpo) son algunos de los signos de alerta de un derrame cerebral.

Ante estos síntomas es básico acudir a urgencias cuanto antes. No hay que olvidar que actuar a tiempo puede reducir a la mitad las posibilidades de que el ictus sea mortal o de quedar con una discapacidad. Por cada hora sin atención desde que la persona ha sufrido un ictus se produce un envejecimiento cerebral equivalente a cuatro años, según apuntan desde la SEN.

http://noscuidamos.com/salud/articulo/ocho-consejos-para-reducir-el-riesgo-de-ictus?source=rss

1 comentario:

Unknown dijo...

Hola, el blog es muy completo y ameno de leer.
Los post son muy interesantes y actualizados con muy buena información.
Felicitaciones y saludos desde:
http://leyendas-de-oriente.blogspot.com/

Páginas vistas en total

Archivo del blog