26 ene. 2012

Mindfulness: La atencion plena


La aplicación del mindfulness sostiene que actuemos con plena conciencia y pongamos toda nuestra atención en la realización de las tareas que emprendamos por más cotidianas o banales que sean. Esa es la clave para poder superarnos y extraer los mejor de nosotros mismos en toda situación o frente a cualquier problema.
Mindfulness. La conciencia plena nos conduce hacia nuevos horizontes y nos enseña a liberarnos del automatismo que a veces rige nuestras vidas mediante la adopción de nuevas categorías mentales para vivir, trabajar y envejecer mejor.

Practicar la atención plena no requiere que nosotros estemos en un lugar diferente al que estamos. Nosotros podemos practicar mindfulness en nuestra habitación o en el camino de un lugar a otro, podemos hacer muchas cosas que hacemos siempre, Caminar, sentarnos, trabajar, comer, hablar, excepto que hacemos con atención aquello que estamos haciendo.

Si deseamos disfrutar plenamente el regalo de la vida, debemos realizar la práctica de mindfulness en cada paso, si estamos lavando nuestros dientes, cocinando nuestro desayuno o conduciendo hacia el trabajo, cada paso y cada respiración tenemos una oportunidad de disfrutar y ser felices.

La vida está llena de sufrimiento cuando no tenemos suficientes reservas de felicidad o cuando no cuidamos de nuestra desesperación. Disfrutando nuestra práctica con una actitud relajada y gentil, con una mente abierta y corazón receptivo, practicando para comprender y no por forma o apariencia.

Con mindfulness nosotros podemos preservar una alegría interna, de modo que podemos manejar de mejor manera los desafíos de nuestra vida. Nosotros podemos crear una base de libertad, paz y amor dentro de nosotros mismos.

Hay cosas de las que disponemos las veinticuatro horas del día, pero dependen de nosotros poder disfrutarlas. El aire fresco está a nuestra disposición las veinticuatro horas del día. Pero la pregunta es si somos conscientes de su existencia y tenemos tiempo para disfruta de él. No podemos culparlo de no estar ahí. Debemos mirar atrás para averiguar si aprovechamos la oportunidad y el tiempo para ser conscientes de él y disfrutarlo. Una de las condiciones que nos ayudan a que seamos libres de gozar de lo que está a nuestro alcance, es nuestra capacidad de ser conscientes. Si no lo somos, nada estará presente. No podemos gozar de la belleza del sol, del aire fresco, de las estrellas, la luna, la gente, los animales ni los árboles Thich Nhat Hanh.




Basada en la filosofía budista de hace 2500 años, la práctica de Mindfulness ha sido sacada del contexto religioso y adaptada a la vida occidental. Sus amplios beneficios han sido comprobados a través de estudios científicos, y combinado con las neurociencias se utiliza con gran éxito en áreas como la medicina, educación, negocios y psicoterapia.

Mi mente puede ir en mil direciones,
pero yo recorro en paz este bello camino,
A cada paso sopla una bella brisa,
A cada paso, brota una flor.
(Tich Nhat Hanh)

No hay comentarios:

Páginas vistas en total

Archivo del blog