15 ene. 2013

Endiosamos a Dios?





Cuando sientes a Dios en una mirada, en las sincronías, en los demás seres, en ti mism@, te enamoras de la vida. 

Tu vida cambia, porque tú cambias. Vives amando y aceptas las posibilidades con nuevas perspectivas. 

Algunas veces "endiosamos" a Dios, lo hacemos tan inalcanzable, que no lo sentimos en nuestro diario vivir. 

Y sentirlo va más allá de toda religión, es vivirlo. Es disfrutarlo... sentirlo en ti. Porque lo buscas afuera? Tú eres Dios. Decir esto es profano? No, no te encasilles en palabras. 

 Vive, disfruta; haz lo que quieras, pero házlo conscientemente. 

 Con consciencia todo cambia, porque tu perspectiva cambia, por ende tú cambias.

 Amar es Vivir. Siéntelo, disfrútalo. 

 Está en ti.

No hay comentarios:

Páginas vistas en total

Archivo del blog