24 ago. 2013

Hay que aprender a acallar la mente y escuchar



Cuando se alcanza la maestría o se experimenta,
los sonidos del mundo pueden apagarse,
las distracciones aquietarse.
Toda la vida se convierte en meditación.
 Todo en la vida es una meditación,
en la que contemplas lo Divino y experimentando de esta manera,
todo en la vida esta bendito.
Ya no hay lucha ni dolor ni preocupación.
Solo hay experiencia 


Generalmente el silencio se define como la ausencia de ruido, de agitación.
 No, el verdadero silencio es mucho más que una ausencia de ruido,
se halla incluso por encima de la palabra, por encima de la música, es un mundo de luz,
un centro poderoso de donde surgen todas las creaciones.
El silencio es la verdadera expresión de Dios.
Sumergíos en él esforzándoos en detener vuestros pensamientos.
Sentiréis cómo se instala una armonía tan grande en vosotros que quizás en este momento, Dios comience a hablaros.
Porque sólo en el seno del silencio y de la armonía Dios acepta hacer oír su voz." Omraam Mikhaël Aïvanhov

No hay comentarios:

Páginas vistas en total

Archivo del blog