29 may. 2009

Todos somos uno



Todo destino humano es un destino común y en conjunto la tierra es como una gran nave que viaja por el espacio, como si fuese un sólo hombre en busca de su destino. Todos somos uno, y uno somos todos.

La vida no es un accidente ni una casualidad fortuita. Hay un motivo profundo y responsable que tiene por propósito la libertad de ser y vivir en la eternidad, pero nada de esto tendría sentido, si no habría Amor para vivir y para ser.

Dios es la fuente, la gracia, la inspiración, la potencia, el conocimiento, el arte de la creación y la vida misma.

No hay comentarios:

Páginas vistas en total

Archivo del blog