14 ene. 2010

Que es ganar?



Como sociedad, ya estamos hartos de crecer y crecer en lo material y económico sin sentido, sin rumbo más allá del enriquecimiento de pocos, y a veces es mejor dar un paso atrás, rectificar y llegar juntos a otro destino.

Las personas con discapacidad nos vuelven a demostrar que la verdadera capacidad está en el corazón y no en el cuerpo físico

Ganar no es llegar el primero y solo a un lugar incierto a cualquier precio
Como sociedad, ya estamos hartos de crecer y crecer en lo material y económico sin sentido, sin rumbo más allá del enriquecimiento de pocos, y a veces es mejor dar un paso atrás, rectificar y llegar juntos a otro destino.


El principio de compasión permanece en el corazón de todas las tradiciones religiosas, éticas y espirituales, y siempre nos pide tratar a los otros como nos gustaría ser tratados. La compasión nos impulsa a trabajar sin cansancio para aliviar el sufrimiento de nuestros semejantes; nos motiva a dejar de lado el egoísmo y aprender a compartir y nos pide honrar la inviolable santidad de cada ser humano, tratando a todos, sin excepción, con absoluta justicia, equidad y respecto.

En nuestro mundo polarizado hay una necesidad urgente de transformar la compasión en una fuerza clara luminosa y dinámica. Arraigada en la determinación de trascender el egoísmo, la compasión puede romper las fronteras políticas, dogmáticas, ideológicas y religiosas. Nacida de nuestra profunda interdependencia, la compasión es esencial para las relaciones humanas y para la realización de la humanidad. Es el camino hacia la claridad, indispensable para la creación de una economía justa y de una comunidad global y pacifica

No hay comentarios:

Páginas vistas en total

Archivo del blog