18 may. 2010

Eric Fromm:“Vivir es nacer a cada instante”.


Eric Fromm afirmaba que ”El nacimiento no es un acto, es un proceso”. En efecto, el ser humano nace incompleto y sigue naciendo, enriqueciéndose y completándose hasta su muerte, a la que Vicente Aleixandre llamaba “nacimiento último”.

Por ello vivir es estar dispuestos a renovar las raíces de la existencia en cada momento: experimentar la plenitud del instante, sin renunciar a transformar la realidad desde la dimensión proyectiva de la existencia humana.

Hasta ahora se han planteado modelos limitados y reductores de la vida. Hay quienes, desde un impulso nihilista destructivo, niegan su presente y su futuro; hay quienes, desde una dinámica utópico-destructiva o competitiva, están siempre negando el presente en aras de un futuro que nunca acaba por llegar; hay quienes, desde un hedonismo reductor, sacrifican la apertura al futuro por vivir de un modo desequilibrado el placer presente… Finalmente, existe la posibilidad de gozar el momento presente abiertos a la esperanza de un futuro que hemos de construir desde ahora para nosotros y para los otros.

Nacer a cada instante. Con impulso luminoso, dinámico, proteico: “Hemos de amar cada nuevo día con la intensidad salvaje de los orígenes”, afirmé en una ocasión desde la plenitud auroral whitmaniana. Porque creo que siguen vigentes estos versos que escribí como variatio de uno de Shakespeare

“Mirada de cerca, la vida es una tragedia, pero vista de lejos, parece una comedia”» Charlie Chaplin
.

No hay comentarios:

Páginas vistas en total

Archivo del blog