21 nov. 2013

Consumir agua con las comidas ¿es recomendable para la salud?



Por Andrea Nakayama - La Gran Época Nutricionista habla acerca de cuándo deberíamos beber agua y cómo afecta a nuestra digestión.
Muchas condiciones pueden desaparecer bebiendo más agua, incluyendo ardor en el estómago, artritis, dolor crónico, colon irritable, hipertensión arterial, entre otras
Los hechos indican que:
·         Aproximadamente el 70 por ciento de tu cuerpo es agua (dependiendo de la edad)
·         Casi la mitad de tu cerebro es agua
·         El hambre es a menudo una mala señal de sed
·         Con la edad, disminuye el contenido de agua (es decir, ¡beber más agua realmente puede demorar el proceso de envejecimiento!).

Pero, ¿Bebo lo suficiente? ¿Cuánto es suficiente? ¿La calidad es una preocupación? y ¿Cuándo debo tomarla?
El agua es uno de los componentes más importantes que afecta la salud, es uno de esos temas donde debo incrementar mi atención. Si considero la seguridad del agua, la que acabo de utilizarla para llenar la bañera para mi hijo, el recipiente del que yo bebo mi agua, cuando hago ejercicios, y la cantidad que estoy bebiendo durante el día, todo al mismo tiempo, es de enormes proporciones.
Así que me acerqué a mi relación con el agua a través del tiempo, abordando el cómo, el por qué y qué estoy dispuesta. Hoy, estoy lista para considerar el cuándo:

¿Cuándo se debe beber agua y cómo afecta el tiempo a la digestión?
Recientemente di una clase acerca de cómo limpiar el hígado. En el invierno naturalmente se consumen alimentos pesados y la digestión es más lenta, las toxinas se acumulan en sus células grasosas así que esto hace difícil que tu hígado trabaje. En ese momento, tu hígado está trabajando más para procesar el exceso de toxinas consumidas.

Al final de la clase un estudiante preguntó sobre beber agua entre comidas. Eso me hizo pensar: ¿Cuál es la ciencia del comer y beber? Beber agua en las comidas, ¿es bueno o malo para mi digestión? A decir verdad, normalmente yo no tengo deseos de beber cuando como, tal es así, que a menudo en las comidas, olvido servir agua a mi familia. Sólo me doy cuenta, cuando en medio de la comida veo que se levantan a buscarla en la cocina.

Intuitivamente, siempre asumí que mi disgusto por comer y beber al mismo tiempo, era porque las dos estaban desalineadas, y si bien puede ser cierto para mi sistema digestivo, no cuenta con otros créditos. La leyenda es que, el agua con la comida diluye la acidez estomacal, luego, la disolución de la acidez estomacal, inhibe nuestra capacidad para disolver los alimentos, en particular las proteínas. Resulta que el agua no afectará significativamente los jugos digestivos y por lo tanto no va a interferir con la digestión.

En efecto, lo contrario puede ser cierto. El agua consumida antes de las comidas, estimula al conducto gastrointestinal y peristaltismo, la contracción involuntaria y relajación de los músculos que llevan el alimento a través del conducto gastrointestinal (GI). Algunas investigaciones muestran que el agua aumenta el metabolismo por hasta una hora después de haberla consumido. Y considere esto: ¡El agua potable le ayudará a bajar de peso! La saciedad en su cuerpo se basa en muchos factores, uno de los factores anatómicos más simples es la expansión del estómago. Eso se puede lograr con comida y agua.

Usted se sorprenderá de cómo muchas otras condiciones de salud prácticamente pueden desaparecer bebiendo más agua en la dieta. Estas incluyen ardor en el estómago, artritis, dolor crónico (espalda y más), los problemas de colon irritable, hipertensión arterial, entre otras. Es sorprendente, pero en última instancia, ¡tiene mucho sentido!

Observa la importancia del agua en tu cuerpo:
1. Humedece los tejidos de todo el cuerpo
2. Ayuda a regular la temperatura corporal
3. Ayuda a proteger los órganos del cuerpo
4. Previene el estreñimiento
5. Reduce la carga en los riñones y el hígado, eliminando toxinas fuera del cuerpo
6. Lubrica las articulaciones
7. Disuelve minerales y otros nutrientes, haciéndolos más accesibles a las células
8. Transporta nutrientes y oxígeno a las células
9. Agua, agua, agua! Espero me acompañen con un vaso, haciendo un brindis a la salud.

Tarea para el devorador de alimentos  
¡Beber más agua!
·         Tomar por lo menos de 8 a 16 onzas de agua en la mañana al levantarse. ¡Tu cuerpo estuvo sin agua durante muchas horas!
·         Tenga a mano un vaso de agua, o una botella para que pueda beber todo el día.
·         Mantenga una jarra o recipiente grande en su escritorio durante el día. Trate de beberlo todo antes de que se le haya terminado el día.
·         Si es nuevo en este juego, hágalo interesante, añada un chorrito de limón o lima, pepinillo, o bayas de goji.
·         Cuente la cantidad de agua que consume en un corto período de tiempo. No tomará mucho tiempo hasta que la práctica se convierta en hábito.
·         Beba agua unos 30 minutos antes de las comidas y durante las comidas.
·         Sepa que los antojos de azúcar suelen ser un signo de deshidratación. Beba un vaso grande de agua antes de satisfacerse y ¡observe qué pasa!

No hay comentarios:

Páginas vistas en total

Archivo del blog