29 dic. 2015

EL NACIMIENTO DE NUESTRA DIVINIDAD




La divinidad es una esencia simple dentro de cada uno
de nosotros que nos pide que atendamos, que seamos 
receptivos, que nos acerquemos de rodillas, en silencio, 
reverentemente -- entonces sus secretos comienzan a revelarse






1 comentario:

ELIZABETH VALIENTE dijo...

Gracias por esta referencia, es maravilloso ver como la buena voluntad, el amor y el deseo entrañable del ser humano por unirse a su origen divino. Una cosa es pensar que por merito propio se puede llegar a aspirar a este estado de santidad. Si lo logramos fue por que El Hijo del Hombre fundió en su Ser todas las almas pasadas presentes y futuras para redimir nuestra débil naturaleza humana y rescatar para nosotros nuestra dignidad y origen divino como verdaderos hijos de Dios.¿Cómo fue posible? Pues El Jesús en acto de infinito Amor toma toda y cada una de nuestras debilidades para transformarlas a través de su vida actos humanos y divinos, pasión, muerte y resurrección para dar Gloria al Padre y lograr la redención. Creación, Redención y ahora Santificación para regresar a nuestro origen Divino. ¿Cómo? Dejando que en nuestra humanidad habite la Luz de Cristo y renunciar a tu ego y voluntad y con todas las potencias de tu ser dejar que sea El quien habite en ti para Tu en El El en ti llegar a ocupar que por sus méritos recibimos como verdaderos hijos de Dios renaciendo a nuestra Divinidad en El.

Páginas vistas en total

Archivo del blog