5 mar. 2016

Dylan Charles La Matrix de la Conformidad


Más que nunca, nuestro mundo necesita
una nueva generación de gente joven y que les importe,
capaz de comprender los problemas que enfrentamos,
mientras se mantiene la claridad mental y la compasión
necesaria para buscar y encontrar soluciones creativas a este pantano.
Para esto, nuestros jóvenes necesitan estar
saludables, con energía y libres de las miríada de trampas
que nuestra sociedad ofrece en la actualidad. MATRIX


Nuestros jóvenes deben tener todas las oportunidades para llevar una vida próspera, sana y libre en nuestro mundo terrenal de abundancia.

Sin embargo, lamentablemente lo contrario es el caso en estos tiempos, ya que el gobierno crece fuera de control, nuestra salud es asaltada a cada paso, y esquemas depredadores de todo tipo nos tienen como objetivo para atraparnos en falsos sistemas de creencias y paradigmas culturales destructivos, como el materialismo y la codicia desenfrenada que nos rodea.

El amplio mensaje a los jóvenes hoy en día es que se conformen y se sometan a las normas y a la falsa autoridad en lugar de fomentar la integridad personal, la libertad personal y la verdadera felicidad.

La sociedad estimula a nuestra juventud,
  • a imitar a los demás
  • para competir con otros sin ningún fin
  • escoger a un equipo y permanecer con él hasta el final
  • a descuidar las virtudes más importantes en la vida como la espiritualidad, el intelecto y la compasión
Más que nunca, ahora es necesitado el liderazgo para nuestra juventud, pero la sabiduría de las generaciones mayores, rara vez es codiciada como herramienta para el desarrollo de la juventud.

Para corregir esto en cierto grado, aquí hay una lista completa de las trampas de la conformidad para la juventud de hoy en día, para ayudarles a identificar más fácilmente algunas de las trampas que se encuentran entre ellos y el verdadero éxito y la felicidad en su camino hacia la madurez.

        1. Deuda
La deuda es la forma moderna de la antigua esclavitud.

La cantidad de deuda solamente en Estados Unidos es asombrosa, y desafortunadamente las próximas generaciones más jóvenes sentirán el peso de este desastre inminente. Realmente no hay manera para que un individuo mitigue la deuda pública contraída simplemente por haber nacido un ciudadano de Estados Unidos, y en este momento, cada estadounidense ya debe algo entre $ 50,000 y $ 200,000 a la deuda nacional, dependiendo de cómo se calcula.

Sin embargo, la deuda personal está dentro del control del individuo y se erige como uno de los aspectos más limitantes de la libertad e inductores de estrés de la vida moderna.

Nuestro sistema abusivo de préstamos se dirige deliberadamente a los jóvenes a una edad temprana para comprar cualquier cosa y todo con sencillas tarjetas de crédito y créditos, y hay una tremenda presión de los pares para vivir un estilo de vida fabulosamente materialista.

Además de la deuda de tarjeta de crédito, el importe de la deuda que tienen los jóvenes para participar en la universidad es exorbitante, y este sistema está intrínsecamente diseñado para generar un montón de beneficios para el sistema bancario y el gobierno de Estados Unidos, e innecesariamente recluta a los jóvenes con larga vida de compromisos financieros que pueden pesarles durante décadas.

Hay muchas opciones libres y asequibles para obtener una educación superior hoy en día, y con la consideración y el compromiso es perfectamente posible que las personas jóvenes vivan una vida agradable y sin dependencia de las tarjetas de crédito.

 2. Materialismo y Consumismo
Hecha posible por el acceso al crédito fácil y provocado por una infraestructura depredadora de comercialización, una de las mayores trampas de conformidad de los jóvenes hoy en día es el estímulo para desarrollar un estilo de vida centrado en la adquisición de bienes que la gente ni siquiera necesita para sobrevivir.

A menudo, la tendencia al materialismo nace de una condición psicológica animada que crea infelicidad mientras cubre esa infelicidad.

Es un camino hacia ninguna parte, y los sentimientos de libertad que provienen de mantener un menor número de posesiones materiales es una de las formas más verdaderas y alcanzables de la libertad hoy en día.

Rechazar los patrones de consumo y materialistas que rigen la sociedad moderna es un valiente hábito para desarrollar de manera que uno puede realmente descubrir quién es y cuál es su papel en este mundo.

 3. Adicción a las drogas y el alcohol
Nuestra cultura alienta fuertemente a las personas, especialmente a nuestra juventud, para adaptarse a un estilo de vida centrado alrededor de,
  • beber
  • consumir drogas
  • 'ir de fiestas'
Mientras que esto ciertamente podría ser divertido hasta cierto grado, existe una enorme presión para que los jóvenes asimilen estos rituales como hábitos de toda la vida, lo que puede vergonzosamente entrampar a una persona a una edad temprana, y prohibir las oportunidades y la buena salud en el futuro.

Por otra parte, esto es un asalto a la salud física y mental positiva, lo que significa que la sobre-indulgencia temprano en la vida puede causar problemas de salud y graves problemas psicológicos más adelante.

La moderación se ha convertido en una palabra de cuatro letras en nuestro mundo, pero debe desarrollarse a una edad temprana para que uno pueda vivir en equilibrio con las presiones sociales que todos enfrentamos.

 4. Hiper / sobre-sexualidad
Principalmente un diseño de la industria de la comercialización que surgió en la primera parte del siglo 20 como parte de un impulso hacia el consumismo en masa, nuestra cultura es ridícula y excesivamente sexualizada y pornográfica.

Los vendedores y los psicólogos se dieron cuenta de que el sexo y las imágenes de sexo y sexuales son una forma número uno para desencadenar falsos deseos dentro de una persona, para inspirar a desear objetos materiales innecesarios.

Este problema sigue empeorando con nuestros dementes principales medios de comunicación, que incesantemente producen imágenes superficiales de lujuria e hiper-sexualidad que socavan la propia imagen y auto-estima de una persona joven, animándoles a objetivar otros y a dejarse objetivar por otros.

La vida no debe ser así, y el sexo y el cuerpo humano debe ser tratado con dignidad y respeto, ambas cualidades que deben ser alimentadas a medida que una persona madura a la edad adulta.

Reconociendo el esfuerzo flagrante de sobre-sexualizar la comercialización y el entretenimiento a una edad temprana puede dar a alguien la oportunidad de ver estas presiones culturales con escepticismo y cautela, impidiéndoles caer atrapados en una trampa superficial de hiper-sexualización.

5. Mediocridad
Desafortunadamente nos hemos convertido en una nación de mediocres, y la idea de la ingenuidad y la excepcionalidad ha sido completamente vaciada.

A los jóvenes se les anima a encajar y ajustarse a lo que hacen los demás, con demasiada frecuencia, resultando en la realización excesiva del mínimo común denominador, que es típicamente un enfoque sincero basado en los deseos en lugar de en el desarrollo de las cualidades virtuosas que traen oportunidades.

Una vida basada en el entretenimiento se ha convertido en la norma y ahora mediocridad en el esfuerzo, mediocridad en la ambición, y mediocridad a la espera están contribuyendo a la una severa decadencia cultural

Los seres humanos son capaces de mucho y adaptarse a la mediocridad es perder la oportunidad de descubrir su verdadero potencial en la vida.
  
6. Esclavos del Trabajo Corporativo
El sistema de educación que tenemos fue diseñado por los industriales y los ingenieros sociales para producir personas que son más adecuadas para ser trabajadores que libres pensadores y revolucionarios.

Más que nunca, los occidentales viven vidas sin sentido de servidumbre a las corporaciones, a menudo ejecutando torturantes puestos de trabajo redundantes en un horario de opresión cada vez mayor, sin saber lo que realmente es la verdadera felicidad y la plenitud.

Debido al estrangulamiento económico que una banca y un sistema monetario corrupta tiene en nuestra sociedad, muchas personas piensan que la única opción que tienen en la vida es conseguir cualquier trabajo que puedan obtener, con demasiada frecuencia renunciando a un auto-examen, el cultivo espiritual y la experiencia del mundo a favor de la falsa sensación de seguridad ofrecida por las empresas estadounidenses.

Una vida de trabajo corporativo no es exactamente una vida de servicio, y los jóvenes en su lugar deben ser animados a emprender un camino de auto-descubrimiento en busca de inspiración creativa en lugar de una vida mediocre de robótico compromiso de trabajo.

La carrera de ratas nos está fallando mientras nos mantiene encajados en la mentalidad del consumidor adictivo que tiene peligrosas repercusiones ecológicas.

En lugar de ser animado a "conseguir un trabajo", las personas estarían más adecuadas para averiguar primero para qué son buenos y lo que les gusta, y luego continuar su educación y formación basada en la contribución que les gustaría hacer en el mundo.

No todos los puestos de trabajo son malos, por supuesto, pero el diseño de la sociedad de empujar a los jóvenes a ser parte de una fuerza de trabajo frívolo con el fin de contribuir a una sociedad excesivamente consumista y poco saludable debe ser reconocido como lo que es, una forma sutil de esclavitud.

7. Mala salud y Dependencia Médica
El estándar americano de la dieta y el estilo de vida provoca estrés, enfermedad, infelicidad y dependencia de un sistema de salud corrupto y compañías farmacéuticas a las que hay que hacer frente.

La publicidad y el marketing están dirigidos a convertir a las personas dependientes en personas de mala salud, pero los jóvenes deben ser alentados en lugar de cuidar y fortalecer sus cuerpos y mentes en vez de gastarse en estilos de vida sedentarios consumir venenos tóxicos en lugar de comida de verdad.

Los hábitos se establecen una edad temprana, y cuanto antes una persona pueda adoptar los hábitos que dan una buena salud y una actitud mental positiva, su vida será más feliz y más agradable a corto y largo plazo.
  
8. Conciencia Contemporánea
La fisiología humana es compatible con un potencial increíble para la conciencia y perspectivas elevadas.

Sin embargo, y sin lugar a dudas, hay una guerra a la conciencia en este momento, que busca limitar la percepción de una persona acerca de lo que la vida puede y debe ser.

Esta trampa es fijada por el gobierno / propaganda corporativa y por leyes draconianas, y es reforzada por la guerra psicológica que son los principales medios de comunicación, y que tradicionalmente miran por encima de las cansadas y envejecidas religiones y por las afirmaciones dogmáticas que otorgan una falsa autoridad a cualquier persona que se una a una agencia u organización que produce bonitos uniformes.

Al tomar control de la mente y la conciencia de uno, y aprender a protegerse a sí mismo de las influencias negativas que no se ven, los jóvenes pueden dirigirse a sí mismos en un camino esclarecedor que por siempre ofrece consuelo y recompensa, impidiéndoles convertirse en presa de los conformistas alarmistas que definen la cultura occidental moderna.

 9. Conformidad Social
Con mucho, la trampa conformista más insidiosa que mantiene a los jóvenes de desarrollar todo su potencial es la presión que nosotros, como individuos, ponemos el uno en el otro.

Al parecer, una característica natural de la psique humana es que la gente teme ser diferente de otras personas más que cualquier otra cosa. Este tipo de conformidad nos ha convertido en policías unos de otros en nombre de organizaciones que a todos nos traicionan, y es la principal fuente es el peligroso pensamiento grupal.

En estos tiempos interesantes, cuando la humanidad parece estar determinada a pavonearse con su propia estupidez, el desarrollo de la auto-confianza y aplomo a pensar más allá de la caja debe ser nuestra virtud más preciada.
 Conclusión
Reflexionando, es fácil ver cómo todas estas trampas están todas relacionadas entre sí y son parte de una más amplia matriz de Conformidad que tiene encerrado al mundo occidental en patrones autodestructivos y tradiciones culturales nocivas.

Los jóvenes de hoy son el mundo del mañana, y es triste ver tantas influencias destructivas nublar su juicio y confundir su visión del mundo en un momento en que se necesita una energía tan tremendamente positiva para provocar un cambio importante en la evolución humana.

Tal vez la pre-consideración de las trampas conformistas construidas en la sociedad de hoy en día puede ayudar a algunos en evitar las trampas en las que muchos de nosotros hemos caído...


Páginas vistas en total

Archivo del blog