24 mar. 2016

Valora lo que tienes mientras estés a tiempo




La mayoría de las veces damos más valor a las cosas luego de haberlas perdido o luego de haberlas vivido, esto es debido a que nuestra mente está viajando en el tiempo, imaginando cómo van a ser nuestras vidas en un futuro o cómo fueron en nuestro pasado.
Valorar a nuestros seres queridos, nuestros logros, las pequeñas y grandes muestras que nos ofrece la vida de su grandeza en el momento que las vivimos nos permitirá estar en sintonía con la verdadera felicidad, no sirve de mucho esperar que algo especial ocurra en nuestras vidas, lo más importante es disfrutar de lo que tenemos justo en el momento presente.
Disfruta de tus seres queridos, hoy estamos acá y mañana no sabemos, dale todo el afecto que tengas reservado para una ocasión especial, un cumpleaños, la celebración de un logro, el día de la madre… No es necesario esperar para hacer sentir especial a esa persona que ocupa un espacio importante en nuestro corazón. Pocas cosas son seguras en la vida, lo único seguro es el cambio y ese cambio puede ser tan abrupto que resulte en que no tengamos más oportunidades de ofrecer amor a nuestros seres especiales.
Una palabra bonita, un apoyo que podamos considerar insignificante, un cálido abrazo, un mensajito, una opinión para resolver un problema o sencillamente un buen oído o un hombro que soporte un llanto son demostraciones de afecto que podemos otorgar a nuestros amores en cualquier momento y muchas veces cuando nos decidimos a hacerlo, sencillamente ya es tarde.
Puedes guardar bienes materiales y estos pueden ser repartidos cuando ya no estés, pero el cariño que dejes de dar, la interacción que dejes de tener, la ayuda que no prestes, no podrás almacenarla… Aprovecha tus días y los días de las personas que quieres, es mucho más importante la narración de lo que hizo tu hijo en el colegio que lo que dice el Twitter o la foto que colocó tu vecino en Instagram.
El tiempo no se recupera, todo es transitorio y el ser humano no se salva de esa condición, establece prioridades, no te quedes en tu oficina hasta las 8pm todas las noches, el trabajo puede ser interminable, y siempre tendrás cosas que hacer en la oficina. Distribuye tu tiempo de forma tal que te permita disfrutar de tu familia, de tus amigos, de las cosas que te gustan, dile a esa persona especial cuánto le aprecias, si tienes una vista agradable desde tu ventana, tómate un minuto y contémplala, si te toca madrugar aprovecha de ver uno que otro amanecer, esos son los detalles que al final cuentan… Para qué queremos el tiempo si no es para invertirlos en actividades de valor?

Valora cada una de las cosas presentes en tu vida, ellas están allí para ti… No las obvies, lo que hoy no valoras puede ser lo que más extrañes el día de mañana.

http://rincondeltibet.com/blog/p-valora-lo-que-tienes-mientras-estes-a-tiempo-9166


Páginas vistas en total

Archivo del blog