21 may. 2016

¿Quién y cómo se crea el dinero?


VER VIDEO ABAJO:

El dinero es el medio de pago por excelencia en el mundo desarrollado. Sin embargo, no todo el mundo entiende realmente el significado de este, así como tampoco quién es el encargado de crearlo o cómo se crea en sí mismo. Todos hemos visto en alguna ocasión por televisión la imprenta que fabrica los billetes de la eurozona, pero ¿hay algo más detrás de este proceso?
Hace unos meses comentábamos en estas mismas páginas los resultados de una encuesta publicada por Positive Money, según la cual sólo el 13% de los encuestados sabían que los bancos comerciales privados son los que proporcionan la mayor parte del dinero en circulación e ignoraban conceptos como el coeficiente legal de caja o el multiplicador monetario, de ahí la importancia de analizar este tema con más detalle.
La oferta monetaria
Antes de explicar el proceso de creación de dinero, es fundamental aclarar qué es la oferta monetaria y qué tipos de dinero la forman. Cuando hablamos de oferta monetaria estamos haciendo referencia a la cantidad de dinero que hay en manos del público en un determinado momento. Pero, ¿dinero físico solamente? La respuesta es no.
La oferta monetaria tiene dos componentes: el dinero legal, que está formado por los billetes y monedas que constituyen el efectivo en manos del público; y el dinero bancario, que está formado por los depósitos que existen en los bancos y demás intermediarios financieros. Estos depósitos bancarios se dividen a su vez en tres tipos:
  • Depósitos a la vista: son aquellos de los que sus titulares pueden disponer inmediatamente tan sólo con la entrega de una orden de pago dirigida al banco o mediante una tarjeta de crédito.
  • Depósitos de ahorro: son aquellos de los que sus titulares pueden disponer inmediatamente, pero sin que sea posible hacerlo mediante cheques. Son los conocidos popularmente como "libretas de ahorro".
  • Depósitos a plazo: en este tipo de depósitos el titular se compromete a mantener el dinero durante un plazo fijo a cambio de una remuneración pasado este período.
Por consiguiente, la oferta monetaria está formada por el efectivo en manos del público (los billetes y monedas) y los depósitos. Para ser más exactos, la oferta monetaria se mide mediante los denominados agregados monetarios, que para la zona euro son tres, denominados M1, M2 y M3:
  • M1: Incluye los billetes y monedas en circulación más los depósitos a la vista.
  • M2: Incluye el M1 más los depósitos a plazo de hasta dos años y los depósitos disponibles con previos de hasta tres meses.
  • M3: Incluye el M2 más las cesiones temporales, las participaciones en fondos de mercado monetario e instrumentos de mercado monetario, y los valores de renta fija de hasta dos años emitidos por instituciones financieras.

El proceso de creación del dinero


Los billetes y monedas son emitidos por la autoridad monetaria competente, que generalmente es el banco central de cada país. En el caso de la zona euro, el encargado sería el Banco Central Europeo (BCE). Por tanto, la mayoría de la gente cree que son los bancos centrales los únicos encargados de crear dinero. Sin embargo, esto no es así: los bancos privados también son capaces de crear dinero, hasta el punto de que en la práctica el 95% del dinero es creado por la banca privada.
Tal y como os explicamos en el vídeo que hemos realizado junto a los compañeros de Magnet, cuando abrimos una cuenta corriente en un banco o en una caja de ahorros y depositamos dinero en él, el banco no guarda este dinero en una caja fuerte y le pone nuestro nombre, sino que lo presta a otra persona o a una entidad dando lugar al proceso de creación de dinero bancario. Obviamente, esto no significa que nosotros no tengamos ya ese dinero, pues podemos seguir haciendo uso de él, aunque no constituya más que un registro contable en el ordenador del banco.
De esta forma, el dinero físico que el banco presta a esa otra persona o entidad es utilizado para hacer frente a una serie de pagos, y quién recibe estos pagos suele depositarlo de nuevo en algún banco, de forma que al volver el dinero a los bancos, estos pueden volver a prestarlo a otra persona, por lo se vuelve a poner en circulación.
Dado que no es frecuente que las personas retiren sus ahorros de los depósitos bancarios, el proceso de creación de dinero es relativamente seguro. Además, las retiradas se compensan con nuevas entregas, lo que en definitiva da lugar a que el valor de los depósitos puede exceder ampliamente al efectivo que tienen los bancos.
Este proceso podría repetirse eternamente con más dinero cada vez en la economía, pero con el objetivo de evitar que exista más dinero del necesario en circulación y de que ello aumente la inflación, las autoridades monetarias no dejan a los bancos prestar todo el dinero que se deposita en ellos, sino que una parte de ese depósitos tienen que mantenerlo obligatoriamente en el banco. A esta parte se le denomina reserva.
El coeficiente de caja y el multiplicador monetario
La fracción de los depósitos totales de un banco que se mantiene como reservas es el denominado coeficiente de reservas, y su valor depende del comportamiento de los clientes del banco, es decir, de la frecuencia con la que utilizan el dinero aquellas personas que tienen depositado dinero en él.
Existe una proporción de reservas obligatorias sobre el total del dinero depositado en el banco. A esta proporción se le denomina coeficiente legal de caja. Por tanto, el coeficiente legal de caja es el porcentaje de dinero legal que, por imposición del banco central, el BCE en nuestro caso, mantienen inactivo las distintas entidades del sistema bancario para hacer frente a las posibles retiradas de dinero de sus clientes y por razones de interés general.
El inverso del coeficiente de reservas recibe el nombre de multiplicador del dinero, y nos indica cuánto varía la cantidad de dinero por cada euro de variación de la base monetaria. Por tanto, a menor cantidad de reservas, mayor será el multiplicador.
Con esto, la oferta monetaria de la que hablábamos antes podría expresarse utilizando el coeficiente de reservas como un múltiplo de la base monetaria, es decir:
Oferta monetaria = Base monetaria x (1/Coeficiente legal de caja);
Dónde la base monetaria es la suma del efectivo en manos del público y las reservas bancarias. > >
En definitiva, en el proceso de creación del dinero intervienen tres agentes: la autoridad monetaria, que crea la liquidez de base del sistema a partir de la cual los bancos crean el dinero; el sistema bancario, que expande el dinero creado; y el público, que decide la distribución del dinero.
Ejemplo de creación de dinero

Captura De Pantalla 2016 05 18 A Las 10 05 08
Para entender el proceso de creación de dinero recurriremos a un ejemplo bastante simple. Supongamos un depósito en un banco por valor de 1.000 euros, con un coeficiente de caja del 20%. Si el banco aplica este coeficiente sobre el depósito, estará obligado a guardar 200 € como reserva y tendrá 800 € para seguir haciendo operaciones, como por ejemplo conceder un préstamo.
El que reciba el préstamo de 800 € lo utilizará de alguna forma, normalmente mediante efectivo o a través de tarjetas de débito, y quienes lo perciban (por ejemplo, como pago por una compra), lo devolverá probablemente al banco como depósito. De esta forma, el banco que reciba los 800 euros estará obligado a guardar 160 (el 20%) como reserva y podrá crear depósitos derivados por los 640 € restantes.
De nuevo, quienes reciban estos 640 € los utilizarán y quienes los perciban por algún concepto los colocarán en depósitos en el banco, de forma que el banco que lo reciba retendrá 128 € como reserva y podrá crear depósitos derivados por los 512 euros restantes.
Si continuamos con el proceso, reflejado en la tabla, resultaría como total de depósitos:
1.000 + 800 + 640 + 512 + 410 + 328 + 262 + ... = 5.000 euros
No obstante, es importante señalar que en la práctica el proceso no es tan exacto, ya que influyen variables como que el público solicite préstamos o no, que los bancos estén dispuestos a prestar dinero, o que apliquen un coeficiente de caja u otro, por ejemplo.
Lógicamente, cuanto más pequeño sea el coeficiente legal de caja, mayor será la expansión monetaria. Veamos, por ejemplo, el resultado de aplicar diferentes coeficientes:
Conclusiones
A modo de resumen, tal y como hemos analizado en este artículo, la creación del dinero se concreta en dos pasos:
  1. El banco central de cada país, el BCE en nuestro caso, pone en circulación una cantidad determinada de dinero legal en forma de monedas y billetes.
  2. El sistema bancario, al conceder préstamos, multiplica el dinero legal recibido porque este no llega a salir del mismo, sino que funciona mediante anotaciones en cuenta.
Por tanto, la oferta monetaria puede ampliarse de dos formas: aumentando la base monetaria mediante la emisión de nuevos billetes o monedas por parte de la autoridad monetaria; o aumentando la proporción de los depósitos que los bancos utilizan para realizar nuevos préstamos, es decir, reduciendo el coeficiente de reservas.
http://www.elblogsalmon.com/economia/quien-y-como-se-crea-el-dinero BLOG SALMON

Páginas vistas en total

Archivo del blog