28 mar. 2010

Aerosoles? No, gracias



El científico Cuevas Agulló ha pronunciado hoy una conferencia en Oviedo sobre los 60 años de colaboración entre la Agencia Española de Meteorología (AEMET) y la Organización Meteorológica Mundial (OMM) en el marco del Día Meteorológico Mundial.

El científico ha explicado que el problema es que los aerosoles permanecen flotando en la atmósfera, absorben o dispersan la radiación solar, evitan que alcance la superficie terrestre y provocan que sean "retrodispersados hacia la atmósfera, por lo que juegan un papel importante en el clima, en la predicción de nubes y sus precipitaciones".

Además de su influencia climática, estas diminutas partículas de polvo de menos de diez micras que están flotando en el aire tienen una incidencia muy importante en los procesos respiratorios, alergias y asma, al ser inhaladas por el ser humano.

También están asociados a problemas cardiovasculares, incluido los cardiacos, ya que, según ha subrayado, "se ha descubierto que partículas muy pequeñas, nanopartículas, pueden entrar en el torrente sanguíneo y acelerar un proceso artificial de arteriosclerosis".

Cuevas Agulló ha apuntado que los investigadores de este observatorio, perteneciente al Programa de Vigilancia Atmosférica Global (VAG) establecido por la OMM, han invertido "gran cantidad de esfuerzo" en comprobar la incidencia de los aerosoles, ya que desde hace varios años les viene llamando la atención el aumento de su influencia.

Ha reseñado que es "muy difícil" combatirlos, ya que prácticamente todos los procesos de combustión, desde el de la biomasa, el de rastrojos, las industrias y los automóviles producen estas partículas.

Además también pueden originarse de manera natural a través del polvo del desierto, como se produjo hace unos días con su intrusión en la península hasta llegar a Madrid, causando problemas de visibilidad en el Aeropuerto de Barajas, ha indicado.

No obstante, el investigador ha abogado por que las industrias mejoren sus procesos de producción de manera que emitan menos partículas.

Otra de las incidencias que han observado los investigadores del centro tinerfeño es que "la evolución del dióxido de carbono aumenta de forma galopante año tras año".

Por otra parte, Cuevas Agulló ha asegurado que el cambio climático es "una realidad" que acreditan los científicos de todo el mundo y ha indicado que "en un 90 por ciento de probabilidades es que sea de origen antrópico".

Ha subrayado que "desde el punto de vista científico no hay ninguna duda de que esto es así" y ha recalcado que lo que está por resolver es en qué magnitud pueden producir y cuáles son las diferentes variables que se originarán dentro de 20 ó 30 años.

El investigador ha recordado que "da igual dónde se emitan las emisiones de CO2, en Los Ángeles, Avilés o Rotterdam, ya que están viajando por todo el planeta durante muchos años y una molécula emitida en Avilés puede estar años después en Nueva Zelanda".

No hay comentarios:

Páginas vistas en total

Archivo del blog