11 ago. 2010

CUENTO SUFI



Por haber sido creados a imagen y semejanza de Dios,
deberíamos ser la personificación de la verdad, el amor,
la bienaventuranza y por lo tanto de lo infinito.
Tenemos la capacidad de emprender la búsqueda
de quiénes somos realmente, pero...
¿nos hemos dado cuenta de nuestra verdadera naturaleza?"

No hay comentarios:

Páginas vistas en total

Archivo del blog