6 jun. 2010

Evangelio Ecologista



El 5 de junio se celebra el Día Mundial del Medioambiente y es un buen momento para recordar el que se considera el “evangelio ecologista” y un alegato que sobrevive a los siglos a favor de la Naturaleza y en contra de su destrucción por pura codicia.

Se trata de la carta supuestamente escrita en 1854 por el Jefe Seattle, líder de las tribus suquamish y duwamish, pobladores originarios de la costa noroccidental del Pacífico, y dirigida al presidente de Estados Unidos en aquella época, Franklin Pierce, como respuesta a su propuesta a comprar las tierras de sus antepasados.

Noah Seattle sí existió, pero lamentablemente ni sabía leer ni escribir, ni sabía inglés, y en esa fecha no había búfalos en su estado, ni había llegado todavía el ferrocarril. Pero esto no resta ni un ápice de trascendencia y significado a las palabras que le han atribuido.

“Soy un salvaje y no comprendo otro modo de vida. Tengo vistos millares de búfalos pudriéndose abandonados en las praderas, muertos a tiros por el hombre blanco. Soy un salvaje y no comprendo como una maquina humeante puede importar más que el búfalo al que nosotros matamos solo para sobrevivir (…)”

“Debéis enseñar a vuestros hijos, lo que nosotros hemos enseñado a los nuestros, que LA TIERRA ES NUESTRA MADRE. Todo lo que le ocurre a la tierra le ocurrirá a los hijos de la tierra, si los hombres escupen en el suelo, se escupen a sí mismos (…)”

“Sabemos una cosa, que quizás el hombre blanco descubra algún día: Nuestro dios es el mismo Dios”
Jefe Seattle

Las palabras del Jefe Seattle,trascienden el tiempo y el espacio y representan LA VOZ DE LA CONCIENCIA UNIVERSAL.

No hay comentarios:

Páginas vistas en total

Archivo del blog