18/6/2010

Que fue de la Gripe A?


Los gobiernos de todo el mundo gastaron miles de millones de euros en vacunas para combatir la supuesta pandemia de gripe A. Pandemia que resultó menos dañina que la que produce el virus de la gripe estacional. ¿Es esta la mejor campaña de marketing que se puede hacer?

—Al final han muerto el 10% de personas por gripe A que el total de las personas que mueren un año normal por la gripe estacional. Creo que es el mayor escándalo sanitario mundial y de la medicina que se ha producido a lo largo de la historia de la humanidad. Una grandísima campaña de marketing del miedo montada por los laboratorios con la connivencia de las instituciones como la Organización Mundial de la Salud y con la connivencia o responsabilidad de los gobiernos que han aceptado comprar las vacunas y los antivirales.

—Cada cierto tiempo van apareciendo enfermedades locales que terminan siendo globales. Estoy hablando del virus de la gripe aviar, la enfermedad de las vacas locas, etc. ¿Es esta una táctica de la industria farmacéutica para incrementar sus beneficios?
—Sí, sí, es el fenómeno que se llama disease mongering o “invención de enfermedades”. Es un fenómeno que vemos en los últimos años por el cual se exagera la prevalencia, como hemos visto con el virus del papiloma humano o con la gripe A, de una enfermedad real para meter miedo a la población y vender esas vacunas o antivirales. También se utilizan por ejemplo factores de riesgo, como la osteoporosis o la hipertensión, y a través del marketing o de congresos médicos financiados por la industria, se cambian las tasas de afección de esos males reconceptualizándolos como enfermedades graves para administrar medicamentos superventas cuando sólo son factores de riesgo, no enfermedades. O por ejemplo, estadios naturales del ser humano como la menopausia son exagerados y conceptualizados como enfermedades para vender tratamientos que encima son peligrosos. Las condiciones humanas como la tristeza son cada día más diagnosticadas como enfermedades llamadas depresiones cuando muchas veces no son así.

—¿Cree que la población mundial está manipulada por la industria farmacéutica?
—Estamos muy manipulados por la industria farmacéutica. Pero también están muy manipulados los médicos y los gobiernos. Puede parecer conspiratorio o ciencia ficción pero es la realidad. Una realidad documentada con cientos de libros, con ejemplos concretos, con estudios científicos y estadísticos.

La vacunas han evitado la muerte de miles de personas. Recientemente se ha descubierto la vacuna contra el cáncer de cuello de útero ¿Hay vacunas necesarias y otras que no lo son?

—Efectivamente, hay algunas que son necesarias y otras que no. Por ejemplo, la vacuna contra del papiloma humano es innecesaria. La de la gripe A era innecesaria. Podemos decir que, en general, hasta hace 20 años las vacunas han tenido más efectos beneficiosos que perjudiciales. Pero desde hace 20 años, las vacunas se han convertido en uno de los nichos de negocio más importantes para salvar la gran crisis que tiene la industria farmacéutica. Ya hay vacunas, y más que va a haber, que son auténticas creaciones mercado-técnicas donde prima más el interés económico del laboratorio que el interés por el beneficio del paciente o del ciudadano.

La alergia es un padecimiento que cada vez afecta a más población. Algunos estudios indican que la alergia afectará a la mitad de la población urbana dentro de 20 años, entre ellos los niños. ¿A qué se debe este crecimiento de las alergias?
—Los niveles de asma se están disparando. Todo eso tiene que ver con la gran contaminación de productos químicos tóxicos a los que estamos expuestos diariamente. Los productos de limpieza, los cosméticos, etc se está demostrando que, poco a poco, pueden ser peligrosos para la salud. Y los contaminantes que hay en el agua, en la comida, etc. Estamos viviendo una grave crisis químico-tóxica.


Miguel Jara- periodista de investigación

Páginas vistas en total

Archivo del blog