20 oct 2008

Podemos ser como ellos?

El Tercer mundo se convertira en Primer mundo y sera rico y culto y feliz, si se porta bien y si hace lo que le mandan sin chistar ni poner peros. Podemos ser como ellos, anuncia el gigantesco letrero luminoso encendido en el camino del desarrollo de los subdesarrollados .
Pero lo que no puede ser, si los países pobres ascendieran al nivel de producción y derroche de los ricos, el planeta moriría,. ya esta nuestro desdichado planeta en estado de coma, gravemente intoxicado por la civilización industrial.

En los últimos treinta años, el planeta se ha convertido en mercado y mercancía, esta perdiendo 15 millones de hectáreas de bosques cada año. De ellas, seis millones se convierten en desiertos. La naturaleza, humillada, ha sido puesta al servicio de la acumulacion de capital. Se envenena la tierra, el agua y el aire para que el dinero genere mas dinero sin que caiga la tasa de ganancia y bien se sabe que el mas eficiente es quien mas gana en menos tiempo.
La lluvia ácida asesina bosques y los lagos, mientras los desechos tóxicos envenenan los ríos y los mares y en el sur la agroindustria avanza arrasando arboles y gente. Del bosque al desierto, modernizacion, desvastacion.
En América Latina mueren 22 hectáreas de bosque por minuto por empresas productoras de madera o carne.
La vacas de Costa Rica se convierten en hamburguesas en USA, mientras importa de USA plaguicidas que están prohibidos en su propio suelo.
Que pasaría si toda la inmensa población del sur pudiera devorar al mundo con la impune voracidad del norte? Que pasaría si se multiplicaran en esa loca medida los artículos suntuarios,neveras, televisores, etc.? Y el agua, que ya la cuarta parte de la humanidad bebe contaminada por nitratos y pesticidas y residuos industriales de mercurio y plomo? ..Tendríamos que mudarnos a otro planeta.
El precario equilibrio del mundo que rueda al borde de abismo, depende de la perpetuación de la injusticia, todos no deben ser iguales, todos no deben aspirar a lo mejor, es necesaria la miseria de muchos para que sea posible el derroche de pocos. Para que pocos sigan consumiendo de mas, muchos deben seguir consumiendo de menos.
Y para evitar que nadie se pase de la raya, el sistema multiplica las armas de guerra, incapaz de combatir la pobreza, combate contra los pobres.
Uselo y Tirelo de Eduardo Galeano

No hay comentarios:

Páginas vistas en total

Archivo del blog