10/4/2010

Himno de la Alegria - Coro Universidad de Sevilla



Es que en toda su tesis Kant considera la música no en arte bello, tan sólo, o tan simplemente, en mero emtretenimiento de los sentidos; cuando para Beethoven es máxima expresión de lo ideal, de lo infinito, del espíritu y del alma.

Todo lo que no se tiene por costumbre escribir, lo que se sobreentiende, lo que se calla de intento, lo que surge en el momento, lo más fugitivo y pasajero, y que es más difícil de captar y fijar para el porvenir como el espíritu, el alma, lo eterno, por ejemplo, se lo encuentra conservado en la música. Pero también, la resignación, la veneración, el entusiasmo, la miseria de la vida diaria con sus tristes mezquindades

La Comisión de los Ministros de la Comunidad Europea, anunció oficialmente el Himno Europeo, el 19 de Enero de 1972, en Strasbourg: El preludio a la Oda a la Alegría, 4to. Movimiento de la Novena Sinfonía de Ludwig van Beethoven.

Oda a la Alegria de Schiller

SOLISTA TENOR Y CORO
Gozosos, como los astros que recorren
los grandiosos espacios celestes,
transitad, hermanos,
por vuestro camino, alegremente,
como el héroe hacia la victoria.

CORO
¡Alegría, hermosa chispa de los dioses
hija del Elíseo!
¡Ebrios de ardor penetramos,
diosa celeste, en tu santuario!
Tu hechizo vuelve a unir
lo que el mundo había separado,
todos los hombres se vuelven hermanos
allí donde se posa tu ala suave.

¡Abrazaos, criaturas innumerables!
¡Que ese beso alcance al mundo entero!
¡Hermanos!, sobre la bóveda estrellada
tiene que vivir un Padre amoroso.

¿No vislumbras, oh mundo, a tu Creador?
Búscalo sobre la bóveda estrellada.
Allí, sobre las estrellas, debe vivir.

¡Alegría, hermosa chispa de los dioses,
hija del Elíseo!
¡Ebrios de ardor penetramos,
diosa celeste, en tu santuario!
¡Abrazaos, criaturas innumerables!
¡Que ese beso alcance al mundo entero!
¿Os prostráis, criaturas innumerables?
¿No vislumbras, oh mundo, a tu Creador?
¡Búscalo sobre la bóveda estrellada!
Hermanos, sobre la bóveda estrellada
tiene que vivir un Padre amoroso.

¡Alegría, hija del Elíseo!
Tu hechizo vuelve a unir
lo que el mundo había separado
todos los hombres se vuelven hermanos
allí donde se posa tu ala suave.

¡Abrazaos, criaturas innumerables!
¡Que ese beso alcance al mundo entero!
¡Hermanos!, sobre la bóveda estrellada
tiene que vivir un Padre amoroso.

¡Alegría, hermosa chispa de los dioses,
hija del Elíseo!
¡Alegría, hermosa chispa de los dioses!

Páginas vistas en total

Archivo del blog